Carlos Sainz y Lando Norris
Carlos Sainz y Lando Norris posan junto al McLaren MCL34 tras su presentación pública. McLaren F1 Team

Después de mostrar el nuevo McLaren MCL34, Carlos Sainz y Lando Norris irrumpieron en el escenario de la sala de conferencias de Woking donde se celebró la presentación del equipo de cara a la temporada 2019.

No sólo se estrenó el coche, sino también los nuevos monos que llevarán los pilotos, que por primera vez en 12 años formarán una dupla inédita en McLaren. Nada más salir al escenario, el presentador del acto aprovechó que era un día de de los enamorados para preguntarles que si ya se gustaban y que si había sido un flechazo con el nuevo coche.

"Sí, definitivamente es un amor a primera vista", siguió la broma Sainz con respecto al MCL34. "Me gusta la nueva combinación de colores, los nuevos monos...", estaba diciendo el español, cuando Norris le interrumpió: "Mi nuevo compañero de equipo...". En ese momento, Sainz sacó su lado más competitivo y le respondió con una media sonrisa: "Ya veremos si me gusta mi nuevo compañero en un mes o dos".

Un nuevo Sainz

Más allá de la chanza, Sainz prometió que tanto él como Norris iban a darlo todo en la nueva McLaren, un equipo que ya es su segunda casa. Para el madrileño, el cambio de equipo también le ha hecho cambiar de estilo de vida.

"He cambiado mi rutina de entrenamientos y dieta, he llevado a cabo sesiones muy específicas en el simulador y he dedicado tiempo extra con los ingenieros para desarrollar y ajustar algunos aspectos del coche a mis preferencias. La fábrica se ha convertido en mi segundo hogar desde que me mudé de vuelta al Reino Unido y todo el equipo rema en la misma dirección", aseguró.