McLAren MCL34
El nuevo McLaren MCL34, durante su presentación CAPTURA DE PANTALLA @McLarenF1

La sede de McLaren en Woking se ha vestido de largo para mostrar al mundo el nuevo MCL34, el monoplaza con el que Carlos Sainz y Lando Norris van a competir en la temporada 2019.

En un evento celebrado en el corazón del McLaren Technology Center, el coche con el que van a competir los pilotos más jóvenes de la parrilla ha dejado la impresión de que puede dar un pequeño salto. En el diseño del MCL34 han aprovechado las fortalezas (que no eran muchas, pero las había) del MCL33.

Los 'bargeboards', esos alerones laterales que reconducen el aire que llega 'escupido' desde los neumáticos, están muy trabajados, con el objetivo de maximizar su eficiencia aerodinámica. También los pontones laterales y la toma de aire superior se ha modificado ligeramente, si bien es en el trabajo de reconducir la refrigeración donde han actuado con más detalle a la hora de crear este coche.

Pese a los retoques, el coche mostrado es muy parecido al que ya se había visto la temporada pasada, especialmente en las últimas carreras en las que ya empezaron a probar cosas para este año. Amplía la zona de la tapa motor (a diferencia del Mercedes, que se estrechó) y cuenta con un alerón trasero con más cortes que el del año pasado. Menos revolucionario que el Mercedes W10, el objetivo será conseguir fiabilidad primero y competitividad después.

Las aspiraciones del equipo británico son muy altas en su primera campaña sin Fernando Alonso. La profunda reestructuración que han emprendido, que va desde los propios pilotos hasta los jefes (aunque Andreas Seidl no estará disponible hasta mayo) pretende dar el empuje necesario para que las viejas glorias regresen a la escudería más pronto que tarde.

En buena medida, eso dependerá del rendimiento del MCL34, un coche creado bajo supervisión de Peter Prodromou, el alumno aventajado de Adrian Newey, y que contará con motor Renault por segundo año. Desde el principio, el objetivo planteado es dar un paso al frente, como han mostrado con el hashtag creado para la ocasión: #FearlesslyForward o "adelante sin miedo".