Roberto Bautista
Roberto Bautista, durante uno de sus partidos en Wimbledon. EFE

Roberto Bautista Agut estaba exultante tras ganar al argentino Guido Pella en cuartos de final de Wimbledon. El tenista castellonense ha roto su techo ya no sólo en la hierba londinense, sino también en un Grand Slam. Normal que no pudiera contener la alegría.

Disputar el partido del viernes ante Novak Djokovic ha trastocado sus planes. Bautista no tenía previsto llegar tan lejos en el All England Club, hasta el punto de que ya había planificado sus vacaciones con unos amigos.

"Tenia planeado estar en Ibiza ahora mismo. Todo estaba organizado. Tengo allí a seis de mis amigos pero prefiero estar aquí. Creo que volarán a Londres el viernes para ver la semifinal", confesaba tras el partido, sonriente.

Aunque no parte como el favorito, ya sabe lo que es ganar a Djokovic. De hecho, está siendo en este 2019 su bestia negra, ya que le ha ganado los dos últimos partidos al serbio. "He jugado grandes partidos con Djokovic. Le he ganado pero es cierto que es el defensor del título en Wimbledon", advertía el español.

Será un invitado de honor al lado del 'Big Three' del tenis actual, y no oculta su admiración hacia ellos. "Se siente bien estar a su lado. Son de los mejores de la Era Open, además de grandes deportistas. Me siento bien de formar parte de la semifinal donde también están ellos. Estar aquí significa que estoy trabajando bien para ser cara día mejor jugador. No es que quiera cogerles pero sí estar cerca de ello", aseguraba, confiado.