Mourinho, en un partid de la Premier League con el Manchester United.
Mourinho, en un partid de la Premier League con el Manchester United. EFE

El Manchester United cayó en la segunda jornada de la Premier League frente al Brighton & Hove Albion (3-2), en la que puede considerarse la gran sorpresa hasta el momento de la temporada en el fútbol inglés. El equipo de Mourinho se mostró en todo momento muy plano y sin capacidad para superar el orden del cuadro entrenado por Chris Hughton.

El técnico portugués, que no pudo contar con Alexis Sánchez por lesión, volvió a sorprender situando a Andreas Pereira como mediocentro en su 4-3-3. Es cierto que Ander Herrera no estaba en plena forma, pero estando en el banquillo cabía esperar que pudiera jugar algunos minutos, algo que finalmente no sucedió. Los red devils se estrellaron una y otra vez ante la poblada defensa local, que se aprovechó de sus ocasiones para desesperar al equipo visitante.

El 1-0 llegó en el minuto 24, después de que Murray rematase con maestría un centro de March desde la banda izquierda, y tan sólo dos minutos después Duffy, en un córner, hizo el 2-0, una losa a la postre insalvable por los red devils. El equipo 'mancunian' tuvo un atisbo de reacción a través de Lukaku, que puso el 2-1 de cabeza, pero una mala acción defensiva de Bailly acabó en penalti a favor del Brighton, bien transformado por March, que hizo el 3-1. El 3-2 lo anotó Pogba, de penalti, pero ya en el tiempo de descuento de la segunda mitad y sin capacidad de reacción.