Josep María Bartomeu, presidente del Barcelona.
Josep María Bartomeu, presidente del Barcelona. EFE

Después de varios meses aireando el interés por Antoine Griezmann, el presidente del FC Barcelona, Josep Maria Bartomeu, se ha mostrado algo más comedido en una entrevista concedida a Catalunya Ràdio. Como era previsible, se le ha preguntado por el posible fichaje del delantero francés del Atlético de Madrid: "Como entenderán, no puedo hablar de este tema. Tenemos el máximo respeto por los jugadores que trabajan en otros clubes”.

Bartomeu asegura que lo primero será “cerrar la carpeta de esta temporada, que termina cuando acabe junio”; “y luego, el 1 de julio, vemos la próxima". Ese día la cláusula de rescisión del contrato de Griezmann con el Atlético baja a 100 millones de euros.  

Cuando la entrevistadora, Mònica Terribas, le ha preguntado si le gustaría tener a Griezmann en el Camp Nou, Bartomeu ha respondido: "A todos los culés les gusta que los mejores del mundo jueguen en su club, pero eso es imposible. Hay que pensar que el Barça ya tiene a muy buenos jugadores, como se ha demostrado esta temporada".

Griezmann tiene dudas

Griezmann tiene un acuerdo con el FC Barcelona, que está decidido a pagar los 100 millones. Sin embargo, el jugador tiene sus dudas y llegó a decir a algunos compañeros que se quedará en el Atlético, que le ha presentado una oferta millonaria. Así pudo comprobarse en el último partido de Liga, ante el Eibar, cuando el defensa Diego Godín se acercó a la grada del Wanda Metropolitano a pedir que cesaran los pitos contra él: “Griezmann se va a quedar”, dijo el uruguayo.

En los últimos días, Griezmann se ha negado a comentar el asunto, especialmente tras la victoria en la Europa League, en la que fue la gran estrella con dos goles. Hace unas semanas expresó en Francia su deseo de definir su futuro antes del Mundial de Rusia 2018, algo que no encaja en los plazos fijados por Bartomeu: el torneo empieza el 14 de junio.