Nueve razones para explicar el peor momento del Barça en tres años

  • Esta temporada el Barcelona siempre ha caído derrotado en partidos clave y ante rivales de entidad.
  • Su juego no es el de la pasada temporada: marca menos goles, concede más en defensa y juega con más ansiedad.
  • La derrota ante el Liverpool es la guinda del pastel: el equipo debe reaccionar.
  • ¿Qué opinas? Deja tu opinión en los comentarios.
Ronaldinho se retira cariacontecido después de perder contra el Liverpool.
Ronaldinho se retira cariacontecido después de perder contra el Liverpool.
Guido Manuilo/EFE

La derrota ante el Liverpool ha puesto al Barça contra las cuerdas.

El equipo de Frank Rijkaard atraviesa su peor momento en los últimos tres años.

Perder ante el Liverpool ha sido la guinda de un pastel que se viene cocinando desde hace tiempo: el equipo no carbura en el campo y fuera de él ha visto como las aguas, normalmente plácidas, se han revuelto después de que Eto'o levantara la alfombra para airear ciertos asuntos delicados.

Aunque aún es pronto para hablar de crisis, lo cierto es que el Barça se enfrenta a una situación difícil en el momento más decisivo de la temporada.

Nueve razones explican este mala situación:

1. La plaga de lesiones. El Barcelona ha jugado durante muchos meses sin dos de sus jugadores más importantes: Eto'o y Messi, fundamentales en los éxitos recientes del club.

El equipo lo ha notado muchísimo. Sin ellos el Barça ha perdido mucho poder ofensivo y Ronaldinho ha tenido exceso de trabajo.

2. Errores defensivos. Este año el Barça sufre muchos problemas en defensa. Su consistencia defensiva ha bajado mucho debido en parte a la pésima forma de Rafa Márquez. El Barça encaja más goles que el año pasado y concede más oportunidades.

3. Muchos nervios. Llama la atención lo mal que digiere el Barcelona los goles en contra: se pone nervioso prematuramente, le entran las prisas por marcar y es entonces cuando su juego se resiente. Dicen que la paciencia es una virtud, pero el Barça la pierde cuando le marcan y su juego se desorienta.

El Barça se desinfla en las segundas partes

4. Las estrellas, ausentes.Ronaldinho no está al nivel de otros años y eso el equipo lo nota. Salvo apariciones puntuales y sus faltas, Ronaldinho anda desparecido. En el Camp nou deambuló por el campo. Debe aparecer más, especialmente ahora. El resto de la plantilla tampoco exhibe el mismo estado de forma que en la temporada 2005-2006.

5. Le cuesta más hacer goles. Algo a lo que ha contribuido las lesiones de Eto'o y Messi, lo cual no es mala excusa. Gudjohnsen no es un goleador y a Saviola se le ha secado el grifo en los últimos partidos.

6. Malas segunda partes. El Barça empieza bien los partidos pero luego se desinfla. El equipo va de más a menos. A medida que avanzan los minutos crece su ansiedad. Esto le ocurre especialmente con los equipos grandes: este año ha sido incapaz de ganar a un grande o los partidos importantes. Basta recordar la final de la Supercopa de Europa, el mundialito de Japón, sus partidos contra Madrid y Valencia.

7. El caso Eto'o. La polvareda levantada por el ya conocido "caso Eto'o" ha afectado al equipo. A pesar de que el caso se cerró con abrazos y buenas palabras algo ha quedado claro: hubo una mala gestión de esa crisis. Se quiso acelerar la vuelta del camerunés y al final todo saltó por los aires. Eto'o puso de manifiesto que no todo es armonía en el vestuario.

8. Las decisiones de Rijkaard. Esta temporada parece más inseguro. Sus decisiones deportivas no han sido siempre las más adecuadas. En Barcelona dice que no ha estado concentrado en el equipo, que anda un poco despistado, como si estuviera pensando en otras cosas. Contra el Liverpool decidió quitar a Motta y el Barça se resintió. En el aspecto extradeportivo, ha gestionado mal el regreso de Eto'o.

9. Los rumores de fin de ciclo. Este año, por primera vez en tres temporadas, se habla de un fin de ciclo (Cruyff dixit). Los rumores que circulan por Can Barça apuntan a la salida de Ronaldinho o Eto'o; Rijkaard ha tenido que salir al paso para decir que va a seguir. Eso no ocurría otros años. El debate periodístico ha podido desestabilizar al equipo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento