Fuegos artificiales en la ceremonia de apertura de Río 2016 en el mítico estadio de Maracaná
En la imagen, el mítico estadio de Maracaná estalla en colores durante la ceremonia de inauguración de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro de 2016, primeros JJOO celebrados en un país sudamericano. ATLAS

Un atleta del equipo olímpico de Reino Unido, cuya identidad no fue revelada, fue asaltado a mano armada la noche del martes en Río de Janeiro, según confirmó este jueves una fuente de la delegación británica citada por el portal de noticias G1.

El jefe de comunicación de la delegación británica, Scott Field, señaló que "hubo un incidente de robo", según declaraciones recogidas por el medio de comunicación brasileño, pero no se conocen más detalles por el momento.

Todos los deportistas ingleses están a salvo aunque preocupados, ya que pensaban aprovechar para conocer la noche carioca al terminar sus respectivas competiciones.

Los atletas reconocen ahora que "no merece la pena el riesgo" que supone dejar la villa olímpica, del que ya han sido advertidos en un correo electrónico. En el comunicado se les recomienda que no salgan vestidos con el uniforme ni lleven objetos de valor, y que informen siempre a algún miembro de su delegación de que han salido.

La noticia fue revelada por el periódico británico The Guardian, que ha confirmado que el atleta asaltado se encuentra perfectamente aunque en shock.

Problemas de seguridad en los Juegos

Este no es el primer incidente de este tipo que se denuncia, aunque el último está generando mucha polémica: dos nadadores estadounidenses están retenidos en Brasil por incongruencias en sus versiones sobre un supuesto asalto que se está investigando.

Ya antes de que comenzaran oficialmente los Juegosun luchador neozelandés denunció un secuestro a manos de la policía de Río de Janeiro. La deportista paralímpica australiana Liesl Tesch sufrió también un atraco en la ciudad en junio.

Los españoles del equipo de vela Fernando Echávarri, Tara Pacheco y su entrenador, Santi López-Vázquez, también fueron asaltados con pistolas cuando preparaban la competición.

A pesar de los esfuerzos de las fuerzas de seguridad brasileñas, la inseguridad planea sobre las olimpiadas y sigue preocupando mucho a los deportistas que están participando en Río 2016.