Campo de Osasuna
El Sadar, campo de Osasuna, en el partido ante el Lugo. TWITTER

La Comisión Antiviolencia ha solicitado la sanción a Osasuna por permitir el acceso de miembros de la facción ultra 'Indar Gorri' a su estadio,a demás de mantenerles como socios. El órgano pide multar con 200.000 euros y la clausura del estadio de El Sadar por un periodo de un mes, debido a que esta actitud está calificada como "muy grave".

En su comunicado, Antiviolencia apunta a que el club navarro no ha retirado la condición de socios a ultras "condenados penalmente por diversos delitos; hacer caso omiso a las indicaciones del coordinador de seguridad en relación con las medidas a adoptar con dichos individuos y permitir, a alguno de ellos, la entrada en diversos encuentros de la presente temporada; y, por último, no cumplir con las obligaciones para el correcto mantenimiento del Libro de Registro de Actividades de Seguidores.

También destaca la propuesta de sanción de 1.000 euros y prohibición de acceso a recintos deportivos durante 3 meses a 27 personas que el día antes del Real Madrid-Atlético fueron sorprendidos "escondiendo palos y diverso material contundente en las inmediaciones de los lugares habituales de reunión del grupo Ultrasur".

En la Real Sociedad también han recibido el aviso de Antiviolencia. Se han propuesto sanciones de 4.000 euros y 12 meses de prohibición de acceso a los recintos deportivos, "a dos aficionados que, en el descanso del encuentro Athletic-Real Sociedad, jugado el pasado 5 de octubre, y encontrándose en el sector habitualmente ocupado por los aficionados del grupo Herri Norte, protagonizaron enfrentamientos, insultos y amenazas graves dirigidas a aficionados locales de un sector próximo a dicha ubicación".