Morata en el Camp Nou
El delantero Álvaro Morata, en el Camp Nou. ELCHIRINGUITO

El delatero del Chelsea y ex del Real Madrid Álvaro Morata protagonizó la polémica del partido de este miércoles entre el Chelsea y el Barcelona, en la vuelta de octavos de final de la Champions League, que se disputó en el Camp Nou y que concluyó 3-0 dando el pase a cuartos de final.

El ariete español fue suplente y entró en el campo en el minuto 66, cuando el partido estaba resuelto, lo que provocó una sonora pitada en el campo del eterno rival del exmadridista, además de ser el objetivo de cánticos desde la grada, como es el caso de "qué malo eres, Morata qué malo eres".

El delantero no lo encajó bien y reaccionó llevándose la mano a las partes nobles en repetidas ocasiones, tal y como captaron las cámaras de 'Atresmedia', como contestación a dichos cánticos.

Su entrenador fue cuestionado por la suplencia del exmadridista en rueda de prensa. "Es un jugador joven, que tuvo la oportunidad de ser titular en el primer tramo de la temporada. Pero recuerdo que en el Madrid era el suplente de Benzema y en la Juventus era suplente de otros jugadores. Buscamos mejorarle a él como a otros, sabiendo que ha tenido un problema en la espalda que le ha tenido bloqueado", aseguró.