El ciclista español Alberto Contador (Tinkoff-Saxo) ha anunciado este miércoles que no correrá la próxima edición de la Vuelta a España, que comienza el 23 de agosto, después de que la lesión que sufrió en el Tour de Francia se haya complicado en la fase de cicatrización.

No tengo fecha para volver a montarme en la bicicleta. Adiós a La Vuelta"Mal día hoy. La cicatrización de las heridas se complica. No tengo fecha para volver a montarme en la bicicleta. Adiós a La Vuelta", dijo el corredor pinteño en su cuenta de Twitter, en la que se despidió de la tercera 'grande' de la temporada.

El doble ganador del Tour se cayó, el pasado 14 de julio, a casi 100 kilómetros de meta en el tramo final del descenso del segundo de los siete puertos del día, el Petit Ballon de primera categoría, y sufrió varias lesiones en todo el cuerpo, especialmente en su rodilla derecha, y una fractura de tibia.

Tras pasar varios minutos parado en la carretera siendo atendido por los servicios médicos, el madrileño continuó en la carrera arropado por sus compañeros de equipo Morkov, Benatti y Roche, aunque cedió prácticamente cinco minutos con su máximo rival, el italiano Vincenzo Nibali (Astaná).

La cicatrización de las heridas que sufrió el 14 de julio se ha complicadoContador, contusionado y magullado, intentó seguir el ritmo del pelotón con la ayuda de sus compañeros, aunque tuvo que pedir de nuevo la asistencia del coche médico y sin parar de valorar la situación con su director, Bjarne Riis.

El de Pinto logró ponerse a 2:45 del grupo de Nibali en la cima del Platzerwasel, de primera categoría, que subió a un ritmo cada vez mejor. No obstante, en los altibajos tras la coronación, el dolor incrementó y finalmente se vio obligado a poner el pie en tierra.

Se despidió de sus compañeros, agradecido por la ayuda y visiblemente emocionado, cuando ya volvía a perder más de cuatro minutos respecto al italiano, gran favorito ahora tras este abandono y el anterior del vigente campeón del Tour, Chris Froome.

"No es fácil"

Contador ya había explicado el pasado domingo que resultaba muy complicada su presencia en la ronda nacional, cuando aún no era definitivo su renuncia. "No es cuestión de venir a la Vuelta, es venir en condiciones. Me encanta competir y quiero estar ahí", dijo a TVE. "Hay que ver si puedo llegar con un nivel medio, pero no es fácil. Veré otras posibilidades, tampoco lo veo un problema muy grande para empezar el año que viene. Quiero hacer la misma planficación que este año", añadió el pinteño, consciente de que ya debe pensar en el próximo curso.

Nos hubiera encantado que nuestro mejor corredor hubiera estado con nosotros

"Es una pena que Alberto no esté, aunque se sabía que era muy difícil. Me quedo con las ganas y la voluntad que tenía de hacerla, ya que no es algo producido porque no esté en el Tour, sino que en el primer momento del año la puso en su calendario y más ganas que él no tiene nadie", declaró este miércoles Javier Guillén, director de la Vuelta.

En ese sentido Guillén reconoció que se trata de una gran baja para el "espectáculo ciclista" de la Vuelta. "Nos hubiera encantado que nuestro mejor corredor hubiera estado con nosotros porque para el espectáculo ciclista contribuye mucho. Pero ahora tiene que recuperarse, curarse cuanto antes y lo mejor posible para el año que viene repetir calendario", insistió.

Pese a la baja de Contador, Guillén admitió que la carrera española cuenta con una gran nómina de ciclistas de primer nivel, como el británico Chris Froome, que ya en 2011 estuvo cerca de ganar la Vuelta. "A Froome esta carrera le va muy bien, estuvo a punto de ganarla pero se encontró con un Cobo inconmensurable. Este año, además, con Quintana, 'Purito', Valverde, Samuel Sánchez y Cancellara, la participación es inmejorable y la habría firmado a principio de año", apuntó.