"Red Bull corre el riesgo de desintegrarse": El padre de Verstappen pide la dimisión de Christian Horner

Jos Vestappen y su hijo, Max Verstappen, posan tras la conquista del Mundial.
Jos Vestappen y su hijo, Max Verstappen, posan tras la conquista del Mundial.
Xavi Bonilla / DPPI
Jos Vestappen y su hijo, Max Verstappen, posan tras la conquista del Mundial.

El apabullante arranque de Max Verstappen y Checo Pérez en el Mundial de Fórmula 1 de 2024 no ha calmado las aguas en el seno de la escudería Red Bull, equipo que según Jos Verstappen —padre del joven campeón— "corre el riesgo de desintegrarse" si el director Christian Horner, acusado de mal comportamiento con una empleada de la estructura, sigue al frente.

La guerra dentro del box de la escudería dominadora es patente después de las declaraciones ofrecidas por Jos Verstappen al medio Daily Mail: "Habrá tensión en el equipo mientras Christian siga en su puesto. El equipo corre el riesgo de desintegrarse. No puede seguir así. Explotará. Se está haciendo la víctima, cuando es él quien causa los problemas", aseveró tajante respecto al caso relativo a su comportamiento inadecuado con una empleada del equipo.

Eso sí, a pesar de su tajante opinión y sus desavenencias con Horner, el neerlandés que llegó a conducir al lado de Michael Schumacher quiso desmarcarse de las acusaciones por la presunta filtración de las pruebas difundidas contra Horner este fin de semana. "¿Por qué iba a hacer eso cuando a Max le está yendo tan bien aquí?", zanjó en una entrevista que se suma a la tensión ya existente en el paddock.

Horner, absuelto

Christian Horner, jefe de equipo de Red Bull, lleva semanas en tela de juicio por unas acusaciones que le señalaban por haber actuado de manera inapropiada con una empleada de la escudería austríaca, a la que supuestamente habría estado enviando fotos íntimas y presionando para mantener una relación.

Un rumor que provocó en primera instancia un cierre de filas en Red Bull que no se mantuvo demasiado tiempo, como se pudo observar en los test de pretemporada de Bahréin, donde Horner no lució la equipación de la bebida energética pese a encontrarse en el circuito supervisando todo. Su cese parecía inminente, o así lo entendían voces autorizadas dentro del paddock, pero finalmente no será así... al menos por el momento.

El ingeniero británico fue absuelto de toda acusación sobre esa presunta mala conducta tras una investigación independiente que ha llevado a cabo Red Bull. Unas pesquisas lideradas por un abogado independiente que en sus conclusiones desestimó la queja en contra de Horner, que permanecerá a sus 50 años como director del equipo. La denunciante, eso sí, tendrá derecho a apelar.

Un caso que desvela una lucha de poder

Lo cierto es que este caso, más allá de la posición de Horner, ha dejado al descubierto la lucha que mantienen en el seno del equipo desde la muerte de Dietrich Mateschitz hace dos años. Desde entonces, el magnate tailandés, Chalerm Yoovidhya, con el 51% de las acciones, mantiene severas rencillas con los representantes austriacos de la empresa y ahora se aprecia claramente la división interna que ya instiga rumores como el fichaje de Verstappen por Mercedes como posible consecuencia de la gran polémica que puede "desintegrar al equipo".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento