Un usuario anónimo filtra mensajes y fotos sobre el presunto escándalo sexual de Christian Horner

El jefe de equipo de Red Bull, Christian Horner.
El jefe de equipo de Red Bull, Christian Horner.
LAPRESSE
El jefe de equipo de Red Bull, Christian Horner.

Este pasado miércoles, hace apenas unas horas, Red Bull anunció que una investigación interna independiente y confidencial exoneraba a Christian Horner, jefe del equipo, de todas las acusaciones que le señalaban por haber acosado sexualmente a una empleada de la escudería austríaca. Un asunto que amenazaba con costarle el puesto al británico de ser cierto, y que parecía caso cerrado cuando se supo del mencionado informe.

Al parecer, Horner estuvo enviando mensajes y fotografías subidos de tono y completamente inapropiados a la trabajadora del equipo campeón del mundo, pero esa investigación desestimó la veracidad de la acusación. Sin embargo, al tratarse de una investigación privada, pocos detalles más trascendieron, y tampoco se podía asegurar la inocencia de Christian Horner al 100%.

La empleada de Red Bull, de hecho, seguía teniendo según el escrito de la marca la opción de recurrir y apelar contra el informe, lo que dejaba la puerta abierta a que hubiese novedades como las anunciadas de forma repentina este jueves. Una serie de pruebas que aún no han salido a la luz, pero que desde el paddock apuntan que podrían hacer tambalearse de verdad los cimientos de Red Bull.

Según han adelantado diversos periodistas especializados, un usuario anónimo ha filtrado tanto a Liberty Media -empresa que organiza y produce el Mundial de Fórmula 1- como a los jefes de equipo del resto de la parrilla, a Stéfano Domenicali - presidente de la F1- e incluso a los propios periodistas, una compilación de archivos que contiene cientos de "pruebas sobre Christian Horner".

Entre esas pruebas, parecen figurar una amplia gama de capturas de pantalla e imágenes de conversaciones de WhatsApp, así como otra serie de fotografías de contenido íntimo que supuestamente habría enviado Christian Horner a la trabajadora de Red Bull. 

Se desconoce el contenido de esos archivos, y ni Red Bull ni nadie en la Fórmula 1 se han pronunciado aún, pero todo apunta a que el escándalo no ha hecho más que comenzar. Aun así, parte de las fotos y capturas ya circula por Internet, y muchos usuarios comienzan a sospechar que podrían ser obra de una Inteligencia Artificial.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento