Primeras consecuencias para Jon Rahm tras fichar por la liga saudí: el PGA Tour anuncia su suspensión

Jon Rahm, durante la firma de su contrato con la LIV Golf saudí junto a su CEO, Greg Norman.
Jon Rahm, durante la firma de su contrato con la LIV Golf saudí junto a su CEO, Greg Norman.
AP / LIV Golf
Jon Rahm, durante la firma de su contrato con la LIV Golf saudí junto a su CEO, Greg Norman.

"Si LIV Golf me da la libertad sin entrar en conflicto, quiero ser parte de la PGA y el DP World Tour", deseó Jon Rahm el día que anunció su fichaje por el circuito saudí. Ese deseo, sin embargo, no se cumplirá, porque el PGA Tour ha anunciado formalmente este lunes la suspensión del golfista español, lo que significa ya no podrá ser elegido para sus torneos.

A través de un comunicado en relación con la lista de playoffs y puntos de elegibilidad de cara a la próxima temporada, el circuito estadounidense ha anunciado el ascenso de Mackenzie Hughes y Carl Yuan "después de que Jon Rahm fuera informado, de acuerdo con las Regulaciones de Torneos del PGA Tour, que está suspendido y ya no es elegible".

El PGA Tour, además, ha recordado que este ranking se creó hace justo un año para que sus golfistas "no se vieran afectados negativamente por jugadores suspendidos por su participación en un torneo no autorizado o su asociación con una serie de torneos no autorizados".

De esta manera, Hughes asciende un puesto, hasta el número 50 de la lista, lo que le hace elegible para los siete eventos de la firma de 20 millones de dólares en 2024. Mientras que Yuan, que se inscribió en la Q-school esta semana, sube una posición hasta el número 125, con lo que obtiene una tarjeta completa del PGA Tour para el próximo año.

El fichaje de Jon Rahm por la LIV Golf saudí causó un auténtico terremoto la semana pasada en el mundo del golf, pues hasta ahora el de Barrika se había posicionado como uno de sus principales detractores y había declarado su amor al PGA Tour.

Se estima que el campeón del Masters de Augusta 2023 ha firmado con el circuito saudí un contrato de más de 500 millones, uno de los mayores en la historia del deporte. "Fue una gran oferta", admitió el mismo, aunque no quiso entrar en detalles porque considera que "es privado y lo va a seguir siendo". 

Aún así, admitió de que el dinero había sido "un factor importante en mi decisión", pero insistió en que "no juego al golf por dinero, sino por amor a este deporte" y expuso entre otras razones de su decisión el poder "ser capitán, ser líder de un equipo, hacer crecer al golf".

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento