Cien personas protagonizan una batalla campal tras un partido de juveniles en Vitoria

Un balón se desplaza sobre el césped durante un encuentro de fútbol.
Un balón se desplaza sobre el césped durante un encuentro de fútbol.
EFE
Un balón se desplaza sobre el césped durante un encuentro de fútbol.

Un centenar de personas, entre jugadores y público, se enfrentaron en una pelea al término del encuentro que disputaron el pasado sábado en Vitoria el Lakua y el Indautxu (equipo de Bilbao), correspondiente a la Liga Vasca juvenil de fútbol.

"En general la actitud del público de ambos equipos fue mala durante todo el partido, pero sobre todo la de los aficionados que reconozco como del Indautxu por sus cánticos y protestas", escribió el árbitro en el acta del partido.

"Nada más finalizar el encuentro, jugadores de ambos equipos proceden a empujarse y encararse los unos con los otros", explicó el colegiado, que describió que "escasos segundos después, cinco aficionados saltaron al terreno de juego y empezaron a encararse" con el portero del equipo vizcaíno.

Según el árbitro, uno de esos seguidores le propinó un puñetazo en un ojo al guardameta, lo que provocó que "aproximadamente 50 aficionados de ambos equipos salten al terreno de juego y comience una batalla campal de unas 100 personas, en la que participan tanto jugadores como aficionados".

"Poco después, algunos trabajadores del Lakua de Vitoria me acompañan a los vestuarios porque mi integridad física no estaba segura en aquellos instantes", señaló en el acta el colegiado, que agregó que "más tarde, unas seis patrullas de la Ertzaintza y otras dos de la Policía Local" llegaron al lugar de los hechos y les escoltaron a los vestuarios "para evitar males mayores".

El colegiado también recoge en el acta que en el minuto 94 de partido, un aficionado del Indautxu (posteriormente identificado como el padre de un jugador) empezó a gritarle, insultarle y amenazarle "gravemente y en repetidas ocasiones a tan solo un metro de distancia del terreno de juego".

"Esta persona se dirigió a mí en los siguientes términos: 'hijo de la gran puta, me cago en tus muertos, eres un casero de mierda', 'te voy a esperar a la salida'…", expuso el árbitro en el acta.

Por ese motivo, el colegiado dio la orden al delegado de campo de expulsar al aficionado de las instalaciones y, en colaboración con el delegado de equipo del Lakua, proceder a la expulsión de forma "correcta" de dicha persona.

El Indautxu condena la violencia en el fútbol

Horas después de lo sucedido, la SD Indautxu denunció a través de un comunicado la agresión sufrida por uno de sus jugadores "cuando se dirigía al banquillo donde estaban todos sus compañeros y componentes de la expedición del club" tras la finalización del encuentro. Señaló que los agresores fueron "individuos ajenos a ambos equipos que accedieron al terreno de juego con el único fin de producir una pelea".

"Condenamos rotundamente y sin paliativos que estos comportamientos se sigan produciendo en instalaciones deportivas, donde debieran de imperar otro tipo de actitudes, a la vez que mostramos nuestra preocupación por la normalización de estos incidentes en los últimos años", expresaron desde el club bilbaíno.

"Nos ponemos a disposición de las entidades competentes, con la intención de depurar todas las responsabilidades para que un acto de esta índole no pase desapercibido y deseamos una pronta recuperación a nuestro jugador y ponemos a disposición del mismo todos los recursos del club para defender sus derechos", apuntaron

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento