La clave para la posible destitución de Rubiales: el TAD

Luis Rubiales.
Luis Rubiales.
Oscar J. Barroso
Luis Rubiales.

Rubiales está sufriendo una lluvia de críticas -y de denuncias-, pero el presidente de RFEF parece tener claro que su continuidad es la mejor opción para el futuro del fútbol español. Además, ha convocado una Asamblea Extraordinaria en la que todo indica que tendrá el apoyo de la mayoría de los presidentes territoriales. Así, su dimisión es prácticamente imposible.

Por lo tanto, para que Luis Rubiales deje de ser presidente de la RFEF será trascendental el trabajo del Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAD) tras la presentación de, hasta ahora, las tres denuncias contra los comportamientos del dirigente, interpuestas por Miguel Galán (Cenafe), el exárbitro Estrada Fernández y SUMAR.

Esas denuncias llegaron al Consejo Superior de Deportes (CSD), organismo gubernamental cuyos servicios jurídicos, junto a la abogacía del Estado, estudian trasladarlo al TAD. Así entraría en juego la vía administrativa, la única opción de tratar este tema puesto que Jennifer Hermoso no ha denunciado, lo que descarta la vía penal.

Una vez trasladadas esas denuncias al TAD y abierto el expediente a Rubiales, el presidente del CSD, Víctor Francos, podría convocar a la comisión directiva e iniciar una votación para establecer o no la suspensión provisional del presidente de la RFEF hasta que el TAD resuelva el caso.

Sin embargo, hay otra opción que también pasa por el TAD. Se podría esperar a la resolución del tribunal una vez abierto el expediente si el el TAD interpreta que se ha vulnerado la nueva Ley del Deporte. Esta califica en su artículo 104 como "muy graves los actos notorios y públicos que atenten a la dignidad o decoro deportivo y los abusos de autoridad".

Además, el artículo 108 de esta nueva ley establece que el presidente puede ser inhabilitado de 2 a 15 años, sanción que debería acatar Rubiales en caso de que se den estos procesos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento