Al-Khelaifi refuerza el ultimátum del PSG a Mbappé: "Nadie está por encima de la institución"

Mbappé y Al-Khelaifi, muy separados en la foto de familia del PSG.
Mbappé y Al-Khelaifi, muy separados en la foto de familia del PSG.
Twitter
Mbappé y Al-Khelaifi, muy separados en la foto de familia del PSG.

El Paris Saint-Germain de la campaña 23/24 echó a rodar oficialmente el pasado martes con la visita de su presidente, Nasser Al-Khelaifi, a la plantilla de Luis Enrique en el centro de entrenamiento recién estrenado en Poissy. Y sí, Kylian Mbappé estuvo presente junto al resto de sus compañeros, pero con su comportamiento dijo todo lo que había que decir.

El esperado reencuentro entre el dirigente catarí y la estrella francesa se produjo, pero nunca llegó a darse un cara a cara entre ambos. De hecho, ni siquiera cruzaron palabra, y estuvieron llamativamente distantes el uno del otro. Desde luego, si se están produciendo reuniones entre ellos (o sus entornos) lo disimulan de maravilla, aunque la relación esté más tensa que nunca entre club y jugador.

Buena muestra de ello fue la fotografía que compartió el PSG en su cuenta de Twitter con toda la plantilla, en la que además envían un mensaje de cariño al portero español del PSG Sergio Rico, que salió recientemente del coma después de caer de un caballo a finales de mayo. Sin embargo, por bonita que fuese la iniciativa, no fue ese el mensaje que quisieron mandar las partes enfrentadas en el enésimo capítulo del culebrón de todos los veranos.

Al-Khelaifi y Mbappé no pudieron estar más separados en la instantánea compartida por la entidad parisina en redes sociales. El de Bondy, quién sabe por qué motivo o si lo hizo a posta, aparece en uno de los márgenes de la imagen junto a utilleros y cuerpo técnico, muy alejado del centro de la foto donde están Luis Enrique, los jugadores más afines a Al-Khelaifi, y el propio presidente del PSG con la camiseta del portero español.

El máximo responsable del PSG sí que habló para la plantilla durante unos quince minutos... y ahí fue donde plasmó en palabras lo que quería escenificar con Mbappé: "Nadie está por encima de la institución, tampoco yo, y el que no quiera jugar por el escudo o no lo respete no debería estar aquí". Un mensaje generalizado, con un aludido más que claro: Kylian Mbappé.

El delantero, que no cede un milímetro en su pulso a la cúpula del PSG, sigue sin renovar ni lo hará, pero tampoco quiere irse este año para no perder sus correspondientes primas de fidelidad. Para colmo, siempre se ha quejado del proyecto parisino, y por ahí le volvió a atacar Al-Khelaifi: "El club ha construido las mejores instalaciones del mundo para que los jugadores prosperen, ahora no hay excusas. No os va a faltar nada"

"Nos tenemos que concentrar en rendir y luego vendrán los resultados. Podemos hacer un gran fútbol y los jugadores tienen que corresponder a los aficionados y al club que les apoya" finalizó su intervención el representante de Qatar Sports Investment, dueña del PSG, atacando indirectamente de nuevo a Mbappé, y añadiendo presión al ultimátum que ya le planteó el club al futbolista a través de una carta el pasado 3 de julio.

El PSG exigía a Mbappé en la misiva sentarse a negociar para encontrar un acuerdo, sea cual sea, antes del 31 de julio, pero el tiempo corre más en su contra que en la del internacional francés. Aun así, los parisinos no se mueven de esa fecha límite por motivos legales, económicos, deportivos, y esperan resolver todo en sus plazos y términos. O venta, o renovación, pero nunca una salida gratis... mientras Mbappé se ejercita ya bajo las órdenes de Lucho.

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento