Match-ball para 'las guerreras': solo les vale ganar a Austria para estar en el Mundial

  • El partido se celebra este miércoles a las 20.45 horas.
Shandy Barbosa, durante uno de sus ataques contra Polonia
Shandy Barbosa, durante uno de sus ataques contra Polonia
EFE
Shandy Barbosa, durante uno de sus ataques contra Polonia

La selección española femenina de balonmano tratará de certificar este miércoles (20:45) ante Austria la clasificación para el Mundial de Dinamarca, Noruega y Suecia 2023, en un encuentro en el que a las "Guerreras" sólo les vale la victoria, tras el empate (28-28) cosechado en la ida.

Para ello, las de José Ignacio Prades deberán solventar en la localidad malagueña de Antequera los problemas ofensivos que sufrieron el pasado sábado en una segunda mitad, en la que el conjunto español fue incapaz de conservar la renta de cuatro goles (14-18) con la que llegó al descanso.

Fiel reflejo de la irregularidad de un equipo nacional que no sólo es capaz de ganar un día a las mejores y al siguiente sufrir ante cualquier rival, sino de alternar en un mismo partido momentos de brillantez con otros plagados de errores.

Tal y como ocurrió en el encuentro de ida en el que las "Guerreras" pasaron de la posibilidad de dejar encarrilado el billete mundialista con los hasta cinco goles de ventaja (6-11) con los que llegaron a contar en el primer tiempo, a quedarse sin margen de error tras dejar escapar la victoria (28-28) en los últimos segundos.

Altibajos que la selección española no puede volver a permitirse este miércoles en el Fernando Argüelles, donde las de Prades, semifinalistas en el pasado Mundial, no sólo se jugarán su presencia en el próximo Campeonato del Mundo, sino sus aspiraciones olímpicas.

Seis billetes en juego

Tras concluir novenas en el pasado Europeo, las "Guerreras" necesitan lograr uno de los seis billetes en juego en el Mundial de Dinamarca, Noruega y Suecia para los torneos preolímpicos para seguir manteniendo vivas sus opciones de disputar los Juegos de París.

Un objetivo para el que el conjunto español deberá recordar este miércoles al equipo que superó por completo a la selección austríaca en la primera mitad, gracias a una notable defensa y, sobre todo, a un eficaz ataque, en el que las "Guerreras" pudieron presumir de una amplia variedad de recursos.

Circunstancia que hace más que previsible intuir que el seleccionador español José Ignacio Prades volverá a apostar de partida, tal y como ocurrió en el choque de ida, por la presencia de dos centrales, Alicia Fernández y Carmen Campos, en ataque.

Bajo la dirección de Fernández y Campos el conjunto español no sólo minimizó en los primeros treinta minutos de juego las pérdidas de balón, habitual talón de Aquiles del equipo español, sino que hizo llegar en ventaja siempre el balón a las extremos y pivotes.

Jugadoras de segunda línea entre las que destacó la pivote Kaba Gassama, que cerró el choque de ida con cinco dianas, las misma que firmó la lateral Alexandrina Cabral, que volverá a ser la encargada de dotar de lanzamiento exterior al conjunto español, tras errar tan sólo un lanzamiento.

Una efectividad que desapareció por completo en la segunda mitad y que las "Guerreras" deberán recuperar en el choque de vuelta, sino quieren volver a estrellarse con la portera Petra Blazek, clave en la remontada del equipo austríaco.

Pero España no sólo deberá afinar la puntería, sino subir la intensidad defensiva, tal y como hizo en la primera parte del encuentro de ida, para controlar las acciones de las centrales Sonja Frey y Petra Kovacs, las dos jugadoras sobre las que pivota el juego ofensivo de las centroeuropeas.

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento