La buena suerte viaja en el Aston Martin de Alonso: le tocan en cada carrera, pero él sigue adelante y termina subiendo al podio

El incidente entre Carlos Sainz y Fernando Alonso justo antes del final del GP de Australia.
El incidente entre Carlos Sainz y Fernando Alonso justo antes del final del GP de Australia.
GETTY IMAGES
El incidente entre Carlos Sainz y Fernando Alonso justo antes del final del GP de Australia.

El inicio de temporada de Fernando Alonso está siendo excelso, aunque con sobresaltos incluidos. Son tres las pruebas que se han disputado hasta ahora en el Mundial de Fórmula 1, y en dos el asturiano ha tenido que lidiar con el estado de alarma que supone un choque en carrera.

Finalizado el Gran Premio de Australia, en el que volvió a subirse al podio tras un gran susto con Carlos Sainz, el propio Fernando ha bromeado repasando los incidentes en Albert Park y Sakhir. "Solo tuve una salida normal en Jeddah", apuntaba el bicampeón, que añadía que "debo ser atractivo…".

Eso sí, 'Magic' dejó claro que nada ni nadie va a poder alejarle de la parte alta de la clasificación y, de momento, van tres podios en tres carreras. "Nuestro coche es fuerte, no importa si nos siguen tocando", sentenció el piloto de Aston Martin, que volvió a ser tercero en Melbourne por detrás de Hamilton y Verstappen.

Contratiempos

El primer sobresalto del asturiano se dio en la primera prueba del campeonato: Baréin. Stroll, su compañero de equipo, llegó tan lanzado a la curva 4 intentando adelantar a los Mercedes que no pudo evitar golpear contra el coche de Alonso. 

"No se puede hacer eso", gritó el español por radio sin saber que el que le había tocado había sido el canadiense, que después reconoció su error y declaró que incluso llegó a soltar unas lágrimas después de poner en peligro todo el planteamiento de Aston Martin. 

El incidente con Stroll no fue nada comparado con el absoluto caos de la carrera en Albert Park. "En la salida alguien me tocó en la tercera curva. Y en la última resalida, Carlos aparentemente me tocó en la primera". Y fue el choque del piloto de Ferrari el que pudo dejar a Alonso sin podio

El madrileño, en la salida de la primera curva, tocó con su rueda delantera izquierda la trasera derecha de su compatriota, lo cual provocó que el bicampeón perdiese el control del coche y trompease, quedándose undécimo. La suerte se puso de parte del Aston Martin, porque un accidente justo después de los Alpine provocó otra bandera roja y Dirección de Carrera obligó a salir en el mismo orden que había antes del contacto entre los españoles. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento