Enfado tremendo de Carlos Sainz tras ser sancionado por su toque con Alonso mientras el asturiano sale en su defensa

El incidente entre Carlos Sainz y Fernando Alonso justo antes del final del GP de Australia.
El incidente entre Carlos Sainz y Fernando Alonso justo antes del final del GP de Australia.
GETTY IMAGES
El incidente entre Carlos Sainz y Fernando Alonso justo antes del final del GP de Australia.

El toque entre Carlos Sainz y Fernando Alonso que casi deja sin podio al asturiano ha puesto en vilo a toda España a dos vueltas del final del Gran Premio de Australia. El incidente ha quedado en nada para el asturiano, pero no para el madrileño, que ha recibido una sanción en consecuencia.

"Tenemos una sanción de cinco segundos", le han comunicado por radio al piloto de Ferrari mientras esperaba a que se reanudase la prueba tras la bandera roja provocada por el accidente de los Alpine, sin que aún se hubiesen determinado las posiciones de la última resalida.

Sainz ha estallado entonces y, llevándose las manos a la cara, no sólo ha lamentado la penalización de la FIA, sino que ha suplicado a su equipo que pidiese a la organización esperar hasta que acabase la carrera para que él mismo en persona pudiese hablar con los comisarios.

"No, no puede ser, Ricky. ¿Nos merecemos acabar fuera de los puntos? ¡No! ¡No! ¡Es inaceptable! ¡Decídselo! ¡Es inaceptable! Tienen que esperar a que se acabe la carrera y discutirlo conmigo. No, por favor. Os lo pido por favor, por favor, por favor que esperen y lo discutan conmigo. Claramente, la penalización es injusta. Es exagerada", decía el piloto español por radio.

Una vez concluida la prueba en Albert Park, el madrileño se ha acercado a la zona de prensa y muy educado ha confesado muy enfadado que "prefiero no hablar, sinceramente" antes de reclamar la sanción. "Ahora mismo, lo que diga, no va a estar bien, así que prefiero esperar", ha reconocido.

En este sentido, Sainz ha apuntado que "no merece la pena" porque no estaba seguro de si podía recibir "otra penalización si voy a la prensa primero", por lo que se ha retirado prometiendo volver más tarde.

Alonso, por su parte, ha salido en defensa de su compatriota y ha criticado la decisión de Dirección de Carrera de hacer una resalida a dos vueltas para el final. "Es una norma estúpida", ha dicho en el momento del choque sobre la bandera roja provocada por el golpe de Magnussen. "No era necesaria", ha explicado después, puesto que "para eso están los Safety Car', para ralentizar un poco la carrera". 

Además, ha considerado que la sanción a Sainz es "dura", y que "no sabía quién me había tocado". "Cuando tienes las ruedas frías no vas a chocar contra nadie", y ha apuntado que a pesar de que la bandera roja se saca "por seguridad", otra salida con todos los monoplazas "yendo a la primera curva después de una vuelta de formación por detrás del 'safety car', que va muy lento, al final lo que creas es más peligro porque va a volver a suceder algo".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento