Amargas quejas béticas por el arbitraje ante el Barça: "¡Una vergüenza! ¡Malísimo!"

Sergio Canales habla con De Burgos Bengoetxea durante el FC Barcelona-Betis.
Sergio Canales habla con De Burgos Bengoetxea durante el Betis-FC Barcelona.
EP
Sergio Canales habla con De Burgos Bengoetxea durante el FC Barcelona-Betis.

El FC Barcelona salió del Benito Villamarín este miércoles con una victoria más bajo el brazo para seguir afianzándose en el liderato de LaLiga. El conjunto de Xavi Hernández venció 1-2 a un Betis que terminó el encuentro muy enfadado, reclamando que uno de los dos tantos no debería haber subido al marcador y con William Carvalho expulsado tras la conclusión del choque.

En concreto, el equipo verdiblanco se queja de la jugada del primer gol, que arrancó con un saque rápido de Frenkie de Jong en una falta señalada sobre Gavi cuando se cumplía el minuto 65 de partido. El neerlandés aprovechó el descuido de los béticos para poner el balón en juego con un pase a Alejandro Balde, que se internó en el área por la banda izquierda para ceder el balón a Raphinha y que abriese la lata a placer.

Los sevillanos consideran que el centrocampista del Barça botó la falta a varios metros de donde se había producido la falta, por lo que el colegiado debería haber detenido la jugada antes de que continuase o el tanto tendría que haber sido anulado.

Varias imágenes difundidas en redes sociales muestran a De Jong muy lejos de Gavi en el momento en el que pone el movimiento en balón, puesto que el nuevo '6' culé cae unos metros más adelantado y el balón sale despedido hacia delante.

La repetición de la jugada, sin embargo, muestra al exfutbolista del Ajax recibiendo el balón a tan solo unos pasos de donde se había producido la falta, no de donde había caído el internacional español, lo que explicaría la amplia distancia entre ambos en el momento del saque.

Las quejas del Betis

Los jugadores del Betis terminaron por estallar contra el colegiado del encuentro, Ricardo De Burgos Bengoetxea, cuando el partido estaba a punto de finalizar. "Esta es la diferencia", dijo desde el banquillo Borja Iglesias mientras se señalaba el escudo y el cuarto árbitro pedía calma. "Está bastante claro. No tengo más que decir", dijo cuando le preguntaron en la entrevista posterior al duelo a qué se refería.

El Panda reconoció marcharse "un poco" enfadado, y apuntó que "yo no entro a evaluar si han sido merecedores o no, pero siento que a veces hay cosas distintas". 

A pesar de la derrota, hizo un análisis positivo de la actuación de su equipo sobre el campo ante los culés, a los que "es difícil quitarles el balón, son capaces de someterte": "Creo que el equipo ha competido bien, la pena es el gol, el primero de ellos. Hasta ese momento estábamos bien, a partir de ahí hay otro partido", señaló.

También se vio muy cabreado a William Carvalho, que se acercó a De Burgos Bengoetxea una vez concluido el encuentro para reclamarle y terminó viendo la roja por las protestas, lo que dejó al portugués con cara de incredulidad. "¡Una vergüenza, una vergüenza! ¡Malísimo!", refleja el acta de partido que le dijo el luso.

El técnico verdiblanco, Manuel Pellegrini, llegó a la rueda de prensa visiblemente molesto y explicó que en la jugada anterior al gol, cuando es el Betis el que está atacando, uno de sus futbolistas recibió una falta que no fue señalada y en la que el Barça terminó sacando de puerta.

"El primero viene de una falta a Aitor [Ruibal] muy clara cerca del área", señala el entrenador, que añade que después en el tanto culé "los jugadores se quedaron reclamando, la jugaron rápido y nos agarraron mal parados en ese balón". Además, el chileno también se quejó de que se había puesto el balón en movimiento "veinte metros más adelante" de donde se produjo la infracción.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento