Las claves de la Ley del Deporte: el fútbol enturbia la negociación


MADRID, 31/03/2021.- El nuevo presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), José Manuel Franco, da un discurso durante la ceremonia de su toma de posesión este miércoles en la sede del CSD. EFE/Zipi
José Manuel Franco, en la sede del CSD. EFE/Zipi
Zipi
MADRID, 31/03/2021.- El nuevo presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), José Manuel Franco, da un discurso durante la ceremonia de su toma de posesión este miércoles en la sede del CSD. EFE/Zipi

El Consejo de Ministros aprobaba el pasado mes de diciembre de 2021 el anteproyecto de la nueva Ley del Deporte, donde se regulaba la figura del deportista y las entidades deportivas, se reconocía la actividad deportiva, se impulsaba el deporte femenino y se fomentaba el deporte inclusivo, entre otras cosas, pero la guerra del fútbol que se vive en estos momentos ha entorpecido la visibilidad de contenidos de esta nueva Ley.

El ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta; y el secretario de Estado para el Deporte y presidente del Consejo Superior de Deportes, José Manuel Franco, se comprometieron en sacar adelante esta nueva Ley antes del término de la legislatura, por lo que en estos momentos cada enmienda se mira con lupa.  

¿Cómo se fraguó la idea?

La actual Ley del Deporte data de 1990 y ya en 2017 el entonces secretario de Estado para el Deporte, José Ramón Lete, invitó a los grupos parlamentarios a respaldar iniciativas para impulsar el crecimiento del deporte, así como a luchar contra dopaje, la violencia, el racismo y los amaños, y anunció la elaboración de una nueva Ley.  

En 2018 se convocaron, en el seno del Comité Olímpico Español, reuniones entre las federaciones deportivas y diferentes partidos políticos para explicar "la necesidad de desarrollar un nuevo marco legislativo que sustituyera a la actual ley deportiva". Según fuentes consultadas por 20minutos, se trataba de redactar un borrador de legislación adaptado a los nuevos tiempos donde se ofrecería un mayor compromiso por parte de las federaciones con "dedicación, transparencia, organización, gobernanza, igualdad, integridad y lealtad".

La opinión de los presidentes de clubes de LaLiga sobre la Ley del Deporte

Mujer, deporte inclusivo, discriminación, abuso

El anteproyecto de 2021 contempla, entre otras medidas, el fuerte apoyo al deporte femenino y al deporte inclusivo porque la idea, según el propio Iceta, era "que el deporte sea realmente para todos", es decir una Ley basada en la igualdad y en la inclusión. 

Este nuevo texto legislativo establece medidas para que las entidades equilibren la presencia de mujeres sus órganos directivos, así como la obligación de las federaciones y las ligas profesionales de realizar un informe anual en materia de igualdad, y de contar con un protocolo de prevención y actuación para situaciones de discriminación, abusos y acoso sexual o por razón de sexo, entre otras. 

También promueve la igualdad en la visibilidad de los eventos deportivos masculinos y femeninos en los medios, velando además para que la representación mediática de las mujeres esté libre de cosificación sexual y de estereotipos sexistas. Otro de los puntos claves es ampliar la condición de deportista de alto nivel a las deportistas que quieren realizar un pequeño parón en su carrera para ser madres.

Derecho al deporte

En estos 32 años, amparados por la antigua Ley del Deporte, han ocurrido hechos muy relevantes que han determinado que nuestro deporte en general esté más desarrollado y más profesionalizado, por lo que su consideración dentro de la nueva Ley, como "actividad esencial", además de contemplar el "derecho a la práctica deportiva" que ha sido acogido por el ecosistema deportivo como un logro.

Control económico

El punto clave de la guerra que enturbia esta nueva Ley del Deporte es que, en un principio, se establecía que las diferentes entidades deportivas tenían que estar "sometidas a auditorías y comisiones de control de índole económico", por lo que las ligas profesionales se veían obligadas a crear un órgano independiente de gobierno con la emisión de informes periódicos anuales sobre su situación económica.

Todas las federaciones españolas seguirían siendo privadas sin ánimo de lucro y se establecía que las ligas profesionales pudieran comercializar, adquirir y explotar los derechos de otras competiciones, además del reconocimiento legal de árbitros y entrenadores.

El fútbol entra en acción

En la redacción de la nueva Ley, PP y PSOE pactaron determinadas enmiendas que posteriormente fueron retiradas. En principio, lo que se determinaba era que las federaciones españolas y ligas profesionales podrían excluir a un club si éste participaba en competiciones que no estuvieran bajo el paraguas de FIFA, UEFA o RFEF. Todo ello con dos clubes en España tratando de impulsar una competición al margen de los organismos oficiales. También la comercialización de los derechos televisivos y de patrocinio, junto con la seguridad jurídica.

Posteriormente, ambos partidos retiraron el articulado y crearon una situación que ha llevado a los clubes a unirse contra el nuevo texto, con la consiguiente repercusión mediática que podría acabar en huelga.

Queda ahora por dirimir si la nueva Ley del Deporte fomentará todos los aspectos relativos a la esencia del deporte con nuevas enmiendas, si habrá ampliación de las mismas o irá al pleno del Congreso y posteriormente al Senado para su publicación en el BOE.

20minutos.es líder en los diarios más leídos en internet. Consulta las últimas noticias en el diario gratuito de referencia en España.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento