El Betis se atasca de nuevo fuera de casa ante un Cádiz al que solo le faltó el gol para sumar su primera victoria (1-1)

Cádiz-Real Betis, durante la jornada 10
Cádiz-Real Betis, durante la jornada 10
EFE
Cádiz-Real Betis, durante la jornada 10

Cádiz y Betis empataron a ayer en el Nuevo Mirandilla (0-0) en un encuentro vistoso, igualado y con alternativas y llegadas en ambas áreas, en el que los de Pellegrini vieron frenada su progresión, de nuevo a domicilio, ante un conjunto gaditano que refrendó su mejoría –4 empates seguidos–, aunque sigue sin ganar en casa.

En la primera parte, el conjunto visitante salió dispuesto a mandar en el partido, con desplazamientos hacia la zona de ataque ante una defensa cadista atenta. Guido Rodríguez fue el más atrevido para intentarlo con un chut exterior al que respondió con un buen despeje Ledesma, quedándole el balón franco en el interior del área a Willian José, que disparó alto cuando la portería estaba desguarnecida (m.5).

En el minuto 10, el Betis ya había botado dos córners y fruto de su insistencia, Willian José cabeceó un balón bombeado en su segundo intento (m.13). A partir del minuto 20, el Cádiz tomó el control y dispuso de una buena ocasión en un intento de Álex Fernández que detuvo Claudio Bravo.

El juego bajó enteros a medida que se acercaba el descanso. Unos disparos desviados, de Theo Bongonda para el Cádiz, y el portugués William Carvalho para los béticos, dieron algo de brisa al encuentro.

Tras la reanudación, otra vez el mismo futbolista es el que lo intentó primero. Guido Rodríguez le pegó desde la frontal marchándose la pelota con rosca cerca de una cruceta. Poco después, de nuevo el Betis pudo marcar en un cabezazo de Joaquín Sánchez a centro de Carvalho que detuvo Ledesma en otra gran intervención. La réplica la dio otra vez Álex Fernández, y de nuevo Bravo paró su disparo.

Pellegrini movió el equipo y sacó del campo a Joaquín, que recibió una gran ovación, y metió al goleador Borja Iglesias. El partido entró en una fase de menos control en el centro del campo, con un Betis buscando a su estilete en balones colgados y el Cádiz notando el cansancio en algunos de sus jugadores.

Luis Alfonso Espino, nada más entrar en el terreno de juego, le pegó desde fuera del área, marchándose el balón desviado. El Cádiz se envalentonó en los últimos minutos y pudo desnivelar el marcador en un chut de Lucas Pérez que se estrelló en el larguero, aunque, al final, el marcador no se movió y lo más destacado en los ocho del tiempo añadido fue la expulsión por dos amarillas, en un mismo minuto, el 98, de Sergio Canales, que se pierde el partido del domingo ante el Atlético de Madrid en el Villamarín.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento