Girmay hace historia en el Giro y acaba en el hospital tras un corchazo en el ojo

  • El eritreo superó en un portentoso esprint a Mathieu van der Poel.
  • Se convierte en el primer ciclista de raza negra en conseguir una victoria en una grande.
Girmay
Girmay
@giroditalia

El ciclista eritreo Biniam Girmay (Intermarché-Wanty-Gobert Matériaux) se hizo este martes con la décima etapa del Giro de Italia, disputada entre Pescara y Jesi sobre 196 kilómetros, en un bestial mano a mano con Mathieu van der Poel (Alpecin-Fenix), en una jornada en la que el español 'Juanpe' López (Trek-Segafredo) retuvo la 'maglia rosa' de líder.

Girmay atacó de lejos, Van der Poel se fue detrás y le intentó remontar, pero llegó hasta el manillar del eritreo, vio que no podía y detuvo su esprint, pulgar hacia arriba felicitando al 'orgullo de África', que se estrena en el Giro y en una grande con una victoria de prestigio.

Y es que ambos, Girmay y el 'extraterrestre' Van der Poel, sacaron de punto al resto de integrantes de un reducido grupo de favoritos que llegaron a Jesi tras una jornada exigente, sobre todo en una segunda parte de etapa llena de 'sube y bajas' con un ritmo y velocidad frenéticos.

Accidente en la celebración

Pese a su gran triunfo, Girmay no ha podido completar de manera satisfactoria la celebración. El eitreo subió al podio para completar su investidura como vencedor de la etapa y acabó desplazándose al hospital.

El culpable de ello fueron sus problemas para abrir la botella de champán, que derivaron en un corchazo en el ojo. Para evitar males mayores, el corredor del Intermarché se ha desplazado hasta el centro médico para realizarse las respectivas pruebas médicas.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento