El ya expresidente de la Federación de Rugby recuerda a Franco que fue él quien dimitió y que "nadie" le pidió "nada"

El presidente de la Federación Española de Rugby (FER), Alfonso Feijoo.
El presidente de la Federación Española de Rugby (FER), Alfonso Feijoo.
FERUGBY

El presidente de la Federación Española de Rugby (FER), Alfonso Feijoo, se mostró molesto con las palabras del presidente del Consejo Superior de Deportes (CSD), José Manuel Franco, sobre su dimisión, y le recordó que en la reunión que mantuvieron a finales de abril por la exclusión de la selección española masculina de la Copa del Mundo "nadie" le pidió "nada" y que fue él el que presentó su renuncia.

El dirigente replicó este viernes unas palabras de Franco en un acto en Valladolid donde indicó que le habían invitado "a dimitir porque había que asumir responsabilidades" y advirtió que el presidente del Consejo estaba "equivocado".

"Nadie me pidió nada, sino que fui yo quien lo propuse, consciente de que era mi responsabilidad como presidente, aunque no mi culpa. Dicho esto, insto al secretario de Estado a que hable con su equipo para que compruebe que sus manifestaciones no han sido correctas y, en consecuencia, rectifique públicamente", aseveró Feijoo en un comunicado en la web de la FER.

El presidente de este organismo anunció el pasado viernes 29 de abril que iba a dimitir de su puesto en cuanto se solucionasen todos los trámites y recursos sobre la descalificación de España por la alineación indebida del sudafricano Gavin van de Berg, que presuntamente habría falsificado su pasaporte.

En este sentido, Feijoo recordó que se reunieron en la sede del CSD un día antes donde estuvieron el director general de Deportes, Albert Soler, su directora adjunta, Conchi Bellorín, el subdirector general de Régimen Jurídico, Fernando Molinero, y el subdirector general de Alta Competición, Txus Mardaras.

"Como puede comprobarse, en este encuentro, celebrado a las 16.00 horas, es decir, tan solo unas horas después de conocer la injusta y desproporcionada sanción de World Rugby, no estuvo presente el secretario de Estado para el Deporte, quien, dos semanas después, todavía no se ha puesto en contacto conmigo", lamentó.

Feijoo, "tras las presentaciones y comentarios previos", comunicó a Albert Soler su decisión de "dimitir del cargo de presidente de la FER, si bien la haría efectiva cuando se resolvieran los diferentes procedimientos disciplinarios abiertos y se depuraran todas las responsabilidades deportivas, sin tener en cuenta las penales, pues estas pueden demorarse en el tiempo".

El mandatario puntualizó que Soler le manifestó "expresamente su conformidad con esta decisión" y que le dijo que "esto iba a servir de ejemplo para otros dirigentes". "Nos mostró su total apoyo a las reclamaciones que hiciéramos, ya que no solo se trataba de una cuestión del rugby, sino de todo el deporte español", afirmó Feijoo, que apunta también a las palabras del director general de Deportes del CSD tras la rueda de prensa del día 29 donde declaró a los medios presentes que el presidente de FER había expuesto que "lo mejor" era dimitir antes de que se lo plantearan.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento