La jugadora ucraniana de bádminton Kristina Sotomayor recorrió 3.000 kilómetros desde Leópolis hasta Oviedo para dar a luz en España

Kristina Sotomayor, jugadora ucraniana de bádminton.
Kristina Sotomayor, jugadora ucraniana de bádminton.
EFE

La ucraniana del CB Oviedo Kristina Sotomayor, que huyó de su país para dar a luz en España, destacó el apoyo recibido por parte de la embajada española para salir de Ucrania y la "gran ayuda" que ha sentido a su llegada "para poder empezar aquí la vida de nuevo".

"Dado que mi marido es español, tuvimos apoyo por parte de la embajada española y sentimos una gran ayuda en general del país. Especialmente cuando nos organizaron una recogida de dinero para poder empezar aquí la vida de nuevo, en la cual participó muchísima gente. No puedo explicar cómo de agradecida estoy con todas las personas que aportaron su granito de arena. Yo no esperaba tanto cariño, y fue increíble todo lo que hicieron", dijo.

Con motivo del Día Internacional del Deporte para el Desarrollo y la Paz, Kristina Sotomayor-Dzhanhobekova relató su experiencia en una entrevista con la Federación Española de Bádminton (FESBA), después de recorrer más de 3.000 kilómetros desde Leópolis hasta Oviedo en coche, poco antes del nacimiento de su hijo Samuel.

"Me acuerdo que ese día, el 24 de febrero. Estábamos durmiendo y me desperté sobre las 7, miré el móvil y en un grupo que tengo con compañeros de Ucrania vi un mensaje de una mujer que decía algo así como: 'No os preocupéis, todo va a estar bien, estar tranquilos'. No entendía a qué se estaba refiriendo, ni sabía lo que había pasado. Ya entonces me enteré de que estaban bombardeando zonas de la fronteras con Rusia y se oían ruidos de sirenas por todas partes", explicó.

La considerada 'jugadora más valiosa' de la Copa Iberdrola 2020 y ganadora del título del TOP10 de la División de Honor 2020-2021, reconoció que nunca pensó que iba a escuchar las sirenas previas a los bombardeos y que en aquel momento ella y su marido estaban pensando si volver o no a España y decidieron regresar.

"Me llega información y la verdad es que se sufre mucho... Como mejor creo que se puede ayudar a la gente de allí es tratando de sacar a los niños, proporcionarles una vivienda temporal, o bien promoviendo actividades en instalaciones de algún Club o CTD por lo menos hasta final de la etapa que están viviendo. Ayudar además a que estos niños puedan practicar deporte estando a salvo, y que los padres estén más tranquilos en la medida de lo posible", comentó.

Mientras se adapta a su nueva vida, 'Kristy', que es como la conocen sus compañeros de club, también consideró que las donaciones a organizaciones que recaudan fondos para comprar y enviar ropa y comida son otra forma muy importante de ayudar a Ucrania, junto al traslado de las personas que están en la frontera de Polonia o Hungría para tratar de salir del país.

"Una compañera mía llamada Olena Bezshchasna, que es voluntaria en el Batallón de Defensa Territorial del municipio Obujiv, región de Kiev, me comentó que entre sus necesidades está la adquisición de un vehículo para ayudar al traslado de personas que quieren desplazarse allí, así como la gestión de alojamiento para los refugiados de las zonas más peligrosas", añadió.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento