Neymar, en el ojo del huracán por su adicción: tras perder contra el Madrid viajó a Barcelona

Neymar entre los espectadores en el desfile de Balmain en París.
Neymar
GTRES

Neymar nunca ha sido un futbolista disciplinado, y el PSG lo sabía cuando lo fichó. La trascendencia mediática del brasileño va mucho más allá de lo que haga en el campo, y en buena medida se deba a que ha sabido diversificar su 'marca' en muchos ámbitos. Uno de ellos es, además, una de sus grandes aficiones... si es que no se puede considerar adicción.

Neymar es un enamorado del póker. Además de participar como invitado en torneos de primer nivel, su intención es centrarse en estas competiciones cuando abandone el fútbol, como él mismo admitía unos meses atrás. El problema es que este popular juego de cartas suele conllevar un estilo de vida muy alejado de lo que se presupone de un deportista de élite. Tal es su pasión por esta práctica, que la palabra ludopatía ya ha salido en muchas conversaciones al respecto.

Mientras ha rendido en el campo, los entrenadores de Neymar han tragado con estas costumbres. Bien podía salir hasta bien entrada la noche, que si al día siguiente se presentaba para entrenar y estar al 100%, daba lo mismo. El problema es que ahora no está pasando eso y el carioca no rinde. El PSG se encuentra en un momento convulso, se podría decir que en llamas (metafóricamente) después de que el Real Madrid les eliminase de la Champions League.

Muchas miradas van hacia el jugador mejor pagado de la plantilla, un Neymar cuya actitud no ayuda. Tras caer eliminados por el Real Madrid, el jugador viajó a Barcelona para participar en una velada de póker junto a dos excompañeros en la plantilla culé. Algo que, en este contexto, no encuentran adecuado desde la grada parisina.

Sin llegar a ser una desbandada, lo cierto es que el PSG está pasando por un momento crítico. Mbappé tiene cada vez más claro que quiere irse al Real Madrid, Messi está que no se acaba de encontrar y, para colmo, la vida disoluta de Neymar vuelve a señalarle. A Pochettino, además, le están intentando levantar la silla para colocar a otros, con Zidane en la mente del presidente Al-Khelaifi. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento