El Betis tumba al Rayo a base de golazos y se acerca a la final de la Copa del Rey

Un momento del Rayo vs Betis de ida de semifinales de la Copa del Rey.
Un momento del Rayo vs Betis de ida de semifinales de la Copa del Rey.
EFE

El Betis se llevó medio billete para la final de la Copa del Rey de Vallecas tras un apasionante partido en el que el Rayo se adelantó muy pronto en el marcador, pero que los verdiblancos lograron remontar gracias a dos golazos de Borja Iglesias y Willian Carvalho. El 3 de marzo, en el Benito Villamarín, se resolverá qué equipo luchará por llevarse el título en el torneo del KO.

Suelen comenzar este tipo de eliminatorias a 180 minutos de manera pausada, yendo a más con el paso de los minutos, pero ese no es el estilo ni de rayistas ni de béticos y el choque comenzó frenético. Menos de cinco minutos tardó el conjunto franjirrojo en abrir el marcador tras una cabalgada descomunal de Ivan Balliu, disfrazado de Cafú para acabar en un centro al corazón del área que Álvaro García, más rápido que Sabaly, no desaprovechó el envío y marcó a placer ante un Rui Silva que nada pudo hacer.

El Rayo estaba desbocado y encontró una autopista por la banda izquierda, donde Álvaro García, bien apoyado por Fran García, encontró una autopista. Sus centros, sin embargo, no encontraron rematador y poco a poco el Betis comenzó a asentarse.

Gracias a la posesión del balón, los de Pellegrini aplacaron el empuje local y las llegadas comenzaron a sucederse. Tuvo una clarísima Juanmi en un preciso pase en largo de Carvalho que el malagueño controló con maestría. Sin embargo, en el mano a mano ante Dmitrievski, el atacante no picó bien el balón.

Y en la siguiente jugada llegó el empate, una acción plena de talento de Borja Iglesias. El Panda recibió en la frontal, volvió loco a dos jugadores rayistas con varios recortes mágicos y encontró hueco para sacarse un disparo ajustado al palo que puso el empate.

El choque se volvió trepidante, con dos equipos buscando insistentemente el gol. Un disparo desviado de Fran García fue la más clara de los locales, mientras que en el Betis fue Fekir el mejor hombre, aunque en su mejor ocasión, pecó de egoísta al buscar el disparo desde la frontal.

Tras el descanso, Iraola fue ambicioso en sus cambios y el Rayo apretó en busca del gol, pero el Betis creaba terror en cada peligro con un Borja Iglesias que fue una pesadilla para la zaga vallecana. Precisamente fue el Panda el que inició la jugada del segundo gol, también una obra de arte. El delantero aguantó el balón en la frontal, combinó con Tello y el balón le llegó a William Carvalho en la frontal. El luso frenó todo su imponente físico, le tiró un caño a Catena y resolvió con tranquilidad ante el portero macedonio.

Puso Iraola más armas ofensivas en el campo buscando un gol que igualara la eliminatoria, pero lo cierto es que pese al empuje rayista, los béticos tuvieron más ocasiones. Fekir y el Panda no estuvieron acertados y dejaron con vida al Rayo, que a punto estuvo de empatar en los minutos finales por medio de Bebe, pero Rui Silva se lució.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento