Hamilton y Verstappen se visten de Schumacher y Alonso en el final soñado de la temporada 2021 de Fórmula 1

Max Verstappen y Lewis Hamilton, en el GP de Arabia Saudí
Max Verstappen y Lewis Hamilton, en el GP de Arabia Saudí
AFP7 / Europa Press

El Mundial de Fórmula 1 afronta su final. Quedan tres sesiones de entrenamientos libres, una clasificación y las 58 vueltas sobre las que se disputará el GP de Abu Dhabi más esperado y emocionante de los últimos años.

Quien no se haya subido al carro de este deporte este año es porque, sencillamente, no está en condiciones de hacerlo nunca más. Ni en los mejores sueños de los que han soportado con estoicismo el paseo marcial de Mercedes en las últimas temporadas habrían pensado ver el escenario al que se ha llegado después de 21 Grandes Premios disputados.

Verstappen y Hamilton llegan empatados a 369,5 puntos. El que quede por delante, se llevará el título. Si no acaban ninguno de los dos, y aquí es donde existe una gran controversia, el que cantará el alirón el domingo será el neerlandés de Red Bull. Es el que menos tiene que perder en caso de accidente, más allá del propio prestigio (que no es poco) si se confirma que lo hace a propósito, aunque habría que demostrar que eso será así.

El circuito de Yas Marina, reformado, beneficia sobre el papel a Mercedes. Largas rectas, curvas muy lentas y pocas zonas viradas donde el chasis del Red Bull RB16b pueda brillar. Los dos equipos, además, se juegan el título de constructores: aquí las flechas plateadas lo tienen relativamente más fácil: si uno de sus pilotos es primero o segundo, será campeón del mundo.

Hamilton 'se convierte' en Schumacher y Verstappen, en Alonso

El deporte, como tantas otras realidades de la vida, es cíclico. La Fórmula 1 lo demuestra este fin de semana, en el que, como en 2005, un joven que apuntaba serias maneras está a punto de jubilar a todo un heptacampeón. 

En aquellos años era un Alonso desbocado el que, merced a un Renault que se encontró en una posición de poder casi inesperada, fue capaz de acabar con el lustro jubiloso de la Ferrari de Michael Schumacher. Ahora es Verstappen el que confirma que la apuesta de Mercedes por él era la acertada. 

Decir si el final de esta temporada de ensueño va a acabar como entonces sería lanzar una moneda al aire. Sólo los más arriesgados dirían a ciencia cierta lo que va a pasar, pero lo único que a ciencia cierta se podrá decir el domingo en torno a las 16:00h es que ha acabado una de las temporadas más espectaculares de la historia reciente de la Fórmula 1.

El cierre de Alonso en 2021, el adiós de Raikkonen, la lucha en Ferrari...

Además de la pugna por el título, el GP de Abu Dhabi también será la última carrera de Kimi Raikkonen como piloto de Fórmula 1. Toda una leyenda de la competición que pone fin a una carrera de 20 años, con un impás en el que (como Alonso, pero con menos éxito) intentó los rallies y la Nascar, con más éxitos de lo que su imagen da a entender. De entrada, es el último campeón del mundo de Ferrari, algo que no han logrado otros mitos como el propio Alonso, Sebastian Vettel y, de momento, Charles Leclerc y Carlos Sainz.

El pique de los pilotos de la Scuderia es otro foco de interés. Entre Leclerc, 5º a su llegada a Yas Marina, y Sainz, 7º, hay 8,5 puntos. La última cita del año se presenta como un lugar propicio para confirmar quién es el líder del equipo de Maranello.

Y por último, también está ver si Alonso sostiene el 10º puesto frente a Esteban Ocon. Sólo hay 5 puntos entre ambos, y pese a la victoria del galo en Hungría, el asturiano ha sido mucho más regular: ¿será capaz de confirmarlo en la última cita del año antes de pasar a la siguiente fase de 'El Plan'?

Mostrar comentarios

Códigos Descuento