Xavi gana su séptimo título en Catar: ¿palmarés descafeinado o suficiente para entrenar al Barça?

Xavi, entrenador del Al-Sadd
Xavi, entrenador del Al-Sadd
Al-Sadd

El estadio Al Thumama, uno de los que albergará el próximo Mundial de Catar, se ha inaugurado con la final de la Copa del Emir entre el Al-Sadd y el Al Rayyan, que se ha llevado el primero en una tanda de penaltis frenética que acabó 5-4.

El equipo entrenado por Xavi Hernández culminó un gran partido así en el que Santi Cazorla fue protagonista, ya que marcó el 1-1 desde el punto de once metros y luego aportó también el segundo gol de los lanzamientos que decidieron el torneo. James Rodríguez no pudo estrenar así su palmarés en Catar y su equipo, entrenado por Laurent Blanc, se tuvo que conformar con haber rozado el título.

Para Xavi este es su séptimo trofeo desde que es entrenador. Ha conquistado una Copa del Jeque Jassem, dos Copas Príncipe de la Corona de Catar, una Copa de las Estrellas de Catar, una Liga de Catar y otras dos Copas del Emir. Lo ha hecho, además, desplegando el juego que lleva el ADN Barça que quiere exportar fuera cuando se decida a aceptar la propuesta del club de su vida.

Aunque se siente como en casa en Catar, país al que defiende a ultranza en cada entrevista y declaración pública que hace, Xavi es muy consciente de que su oportunidad está cada vez más cerca. "Mi ideal es entrenar al Barcelona. Nunca lo he escondido, es mi objetivo y mi sueño. No sé si sucederá o no, si me necesitarán o no, pero por el momento estoy feliz de estar en Al-Sadd y muy orgulloso de ello. Si llega alguna oferta, se evaluará y luego intentaremos decidir, pero por el momento estoy muy feliz aquí", afirmó en la entrevista concedida antes de la final a 20 Minutos

El revuelo por estas palabras y, sobre todo, por su enésimo apoyo al régimen catarí ha suscitado muchas suspicacias en todo el mundo, especialmente por hacerlo en las jornadas previas a un partido de máxima importancia: el Clásico.

El Clásico, ¿una última oportunidad para Koeman?

El nombre de Xavi sobrevuela sobre el Camp Nou desde hace tiempo. Aunque Koeman salvó el primer gran 'match ball' unas semanas atrás, el Clásico contra el Real Madrid puede ser el último clavo de su ataúd... o una resurrección definitiva.

¿Quién ganará el Clásico?

Para Xavi sería la oportunidad definitiva de completar un relato que se cuenta solo: tras ganar casi todo en una liga de menor nivel como la española pero aprendiendo a dirigir grupos, regresaría como el salvador de su Barça en las horas más bajas. Sin presión, además, al tener una plantilla con serias deficiencias pero también con jóvenes de mucho futuro como Pedri, Gavi, Nico Rodríguez y, sobre todo, Ansu Fati, sobre el que pivotan grandes esperanzas de futuro para los blaugrana. 

¿Se atreverá a dar el paso, si le surge la oportunidad, o seguirá bajo el cobijo de Catar, donde se siente en casa?

Mostrar comentarios

Códigos Descuento