El Barça, ante dos finales inesperadas ante el Dinamo de Kiev: tiene que ganar para seguir con vida

Gerard Piqué y Ousmane Dembélé durante el Dinamo de Kiev-Barcelona
Gerard Piqué y Ansu Fati durante el Dinamo de Kiev-Barcelona
EFE

El Barcelona ya no tiene margen de error en la Champions. Las derrotas ante Bayern y Benfica obligan al conjunto blaugrana a llevarse los seis puntos en su doble enfrentamiento ante el Dinamo de Kiev, el primero de ellos el de hoy en el Camp Nou.

Las cuentas del conjunto culé pasan por ganar los dos encuentros ante los ucranianos y el que les queda en casa ante el Benfica, siendo conscientes de que será una más que complicado puntuar en el Allianz Arena ante el Bayern de Múnich en la última jornada, por no hablar de ganar.

La fortuna para Ronald Koeman es que el partido ante el Dinamo de Kiev llega en uno de los momentos más tranquilos de la temporada, tras un parón de selecciones que calmó las aguas y un triunfo balsámico ante el Valencia en Liga (3-1). Ante el conjunto che, el equipo azulgrana recuperó la pegada liderado por un ilusionante Ansu Fati, que por primera vez fue titular después de superar su grave lesión y lo celebró marcando un gol y provocando un penalti.

La lógica dice que el delantero, que el domingo disputó 60 minutos, volverá a ser titular hoy aunque en cuatro días espera otro partido trascendental en el Camp Nou, en este caso en Liga ante el Real Madrid, y Koeman tendrá que ver cómo reparte los minutos de su joven estrella.

El Kun Agüero, que ante el Valencia debutó con el Barça, podría seguir sumando minutos en el segundo tiempo, pero aún le falta rodaje en las piernas para ser titular, mientras que Ousmane Dembélé, que está acabando de coger el ritmo, todavía no se ha estrenado en una convocatoria en esta temporada.

Tampoco llegarán al partido ni Pedri ni Araujo, dos bajas importantes que se suman a la sanción de Eric García, lo que obligará a Koeman a improvisar una nueva pareja de centrales. Los candidatos para acompañar a Gerard Piqué son Óscar Mingueza, Clément Lenglet y Samuel Umtiti.

Barcelona y Dinamo de Kiev ya se enfrentaron en la pasada edición de la Champions, y los ucranianos no pusieron las cosas nada fáciles en el Camp Nou a pesar de llegar con nueve bajas por culpa del coronavirus. Los azulgrana se acabaron imponiendo por 2-1, pero no les fue sencillo superar al portero juvenil Ruslan Neshcheret, que hizo un partido extraordinario.

El Dinamo, que suma un punto en dos partidos, afronta el encuentro sin nada que perder y mucho que ganar. Los discípulos del legendario técnico rumano Mircea Lucescu, un viejo conocido del equipo blaugrana, lideran la liga ucraniana por delante del Shakhtar, aunque se encuentran sumidos en un pequeño bache de resultados.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento