Los 'Hispanos' se apuntan una emocionante y ajustada victoria ante Suecia y ya están en semis de Tokio

Los Hispanos, en el partido ante Suecia de cuartos de Tokio 2020.
Los Hispanos, en el partido ante Suecia de cuartos de Tokio 2020.
Nacho Casares / Comité Olímpico Español

La selección española masculina de balonmano accedió a semifinales de los Juegos Olímpicos de Tokio tras vencer a Suecia por 34-33  en un igualadísimo partido.

Los 'Hispanos' fueron gran parte del partido por delante aunque no dejaron escaparse a los suecos y en el último cuarto tomaron las riendas del encuentro para avanzar en el torneo. En semifinales se verán las caras con Dinamarca, que ha ganado 31-25 a Noruega

El tanto salvador

Un gol de Álex Dujshebaev a falta de cuarenta segundos para la conclusión consumó el triunfo del equipo español, que trece años después volverá a pelear por los metales. Pero si Dujshebaev fue el encargado de rematar el triunfo español, el responsable de la remontada fue el portero Gonzalo Pérez de Vargas, que con sus intervenciones en los minutos finales permitió dar la vuelta a un partido que parecía perdido para el equipo español.

Y es que España no logró encontrar hasta el tramo final del encuentro la fórmula para contener en defensa al equipo sueco.

Problemas defensivos que no tardaron en hacer olvidar el buen arranque de los Hispanos que, sabedores de la fortaleza defensiva de Suecia, especialmente en el bloque central los gigantescos Max Darj y Jonthan Carlsbogard, no dudaron en otorgar la batuta de su ataque a los jugones.

Una primera línea compuesta por Eduardo Gurbindo, Dani Sarmiento y Raúl Entrerríos que con sus continuos cruces y permutas no tardó en comenzar a agrietar el entramado defensivo del equipo escandinavo.

España no supo aprovechar esta circunstancia, ya que pese a los cuatro minutos que los Hispanos contaron con superioridad numérica, los de Jordi Ribera apenas lograron abrir brecha en el marcador (5-6).

Y es que si el ataque español no pudo dejar mejores sensaciones en el arranque del encuentro, no se pudo decir lo mismo de la defensa.

Los problemas defensivos se agravaron con la escasa aportación de la portería del equipo español, que apenas contabilizó un par de paradas en los primeros treinta minutos de juego.

Dos minutos de superioridad que Suecia, a diferencia de España, supo aprovechar a la perfección, endosando a los "Hispanos" un parcial de 4-1, que permitió a los nórdicos hacerse con los mandos del marcador (13-11),

Peligroso marcador que obligó a pedir con urgencia un tiempo muerto. Pero ni el paso a una defensa 6-0, ni la salida del guardameta Gonzalo Pérez de Vargas sirvieron para solventar los problemas del equipo español.

Mal en ataque y en defensa

Unos Hispanos que para colmó comenzaron a estrellarse en ataque con un hasta entonces desaparecido Andreas Palicka, que con tres paradas caso consecutivas en los minutos finales condenó a España a marcharse al descanso con una desventaja de dos goles (20-18) en el marcador.

España no fue capaz de enjugar la diferencia en un inicio de la segunda mitad, en la que los desajustes defensivos siguieron lastrando a un equipo español al que cada vez le quedaba menos tiempo para remontar.

Este hecho provocó que las prisas se hicieran dueñas del equipo español, que encadenó un precipitado ataque tras otro, que dispararon hasta los cuatro tantos (25-29) la renta de Suecia a falta de quince minutos para la conclusión.

Reacción desde la portería

Pero cuando todo parecía en contra de España surgió la figura del portero Gonzalo Pérez de Vargas, que hasta entonces apenas había podido tocar un par de balones, con cuatro paradas consecutivas que cambiaron el destino del equipo español.

Con Gonzalo en estado de Gracia el conjunto estado de gracia, el equipo español logró lo que parecía imposible: dar la vuelta al marcador con un parcial de 1-7 que situó a España con una renta de dos goles (30-32) al entrarse en los últimos cinco minutos de juego.

Un tiempo en el que España desatada por su improbable remontada no se dejó escapar ya un triunfo, que Alex Dujshebaev se encargó de confirmar con un gol (32-34) a falta de cuarenta segundos para el final, que ya hizo inútil el postrero tanto de Hampus Wanne para Suecia (33-34)

Mostrar comentarios

Códigos Descuento