Laura Redondo en lanzamiento de martillo y Fátima Diame en longitud, fuera a las primeras de cambio

La lanzadora de martillo Laura Redondo.
La lanzadora de martillo Laura Redondo.
EFE

Ninguna de las tres representantes españolas en el inicio de la tercera jornada de atletismo en los Juegos Olímpicos de Tokio pudo pasar de la ronda clasificatoria de sus respectivas pruebas en el estadio olímpico. 

Laura Redondo firmó una mejor marca de 62.42, después de dos nulos, en la serie clasificatoria de lanzamiento de martillo femenino. La española no estuvo a la altura y se quedó sin una plaza en una final, que ya de por sí se antojaba muy complicada por su marca personal.

"Venía muy confiada de poder lanzar lejos. Estaba entrenando muy bien y venía con todo, y al final no tengo ninguna explicación para lo que ha sucedido", comentó Redondo en zona mixta.

En el grupo A en el que figuraba Laura Redondo, sólo tres mujeres superaron los 73.5 metros que servían para poder luchar por las medallas en la final de la prueba de martillo. La polaca Anita Wlodarczyk (76.99) sólo necesitó de un lanzamiento para conseguir su billete, mientras que la estadounidense Brooke Andersen (74) y la francesa Alexandra Tavernier (73.51) consiguieron su clasificación en el segundo intento.

Por su parte, Fátima Diame no pudo alcanzar la clasificación para la final olímpica al conseguir una mejor marca de 6.32, lejos del 6.75 que daba el pase directo a la lucha por las medallas.

"Ha empezado la competición y no sé qué me ha pasado. Tocará esperar a la siguiente", comentó la saltadora en zona mixta. "Venía con expectativas de estar en la final porque me veía capaz, pero bueno, soy novata en estos Juegos y ya de cara a los siguientes me encontraré mejor".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento