Sufrido debut de la selección femenina de baloncesto en Tokio 2020 frente a una Corea muy guerrera

Laura Gil lanza a canasta durante el partido de baloncesto femenino entre España y Corea y del Sur, en los Juegos Olímpicos de Tokio.
Laura Gil, durante el España - Corea del Sur en los Juegos Olímpicos de Tokio.
EFE

Ante las dudas, el madrugón y una incómoda Corea del Sur, Astou Ndour fue la respuesta. La pívot hispanosenegalesa lideró la victoria de la selección (69-73), con un 'doble-doble' de 26 puntos y 10 rebotes, liderando la respuesta a la pívot rival Ji Su Park y abriendo el parcial definitivo en el último cuarto en un complicado estreno español.

En su mejor partido en números de su carrera con la selección, Ndour fue el faro de un equipo fortalecido por el trabajo de Laura Gil (16 puntos y 14 rebotes), también en máximos. El triunfo pone a las españolas donde querían: con una victoria antes de afrontar a la campeona europea Serbia y a la cuarta selección mundial, Canadá, aunque sin la diferencia que habrían preferido.

Lo advirtió el seleccionador Lucas Mondelo antes de empezar: "Es un equipo incómodo y más a las 10 de la mañana".

Lo fue. El 0-8 del arranque fue un espejismo ante un conjunto surcoreano liderado por Ji Su Park, pívot de la WNBA que hizo 17 puntos y 10 rebotes que hizo daño por su agresividad e inspiración triplista (5 de 16, 31%), con Leeseul Park máxima anotadora, 26 puntos.

Y eso que en el inicio no parecieron notar las españolas el inusual horario matinal, 10 de la mañana en Saitama, haciendo sufrir a la estrella coreana Ji Su Park y corriendo al son de Cristina Ouviña (0-8, m.4). Sin embargo, cuando la gigantona de la WNBA despertó, España entró en crisis y Hyejin Park remató desde el perímetro para el 15-16 al final del primero.

Las coreanas comenzaron a apretar en defensa y afilar la muñeca, mientras a España le pesaba la precipitación y el desacierto. Hasta que acudió Ndour al rescate (22-24, m.15), pero más allá de ella, España seguía sin funcionar en ataque y Leeseul Kang castigaba su desacierto con 7 puntos seguidos, poniendo a las coreanas cinco puntos arriba (30-25).

Un esfuerzo de Laura Gil acercó a España para mantenerse en la pomada cuando arribó el descanso (35-33), apenas maquillaje para un equipo inadvertido en el triple (8 fallados) y con un pobre 33% en tiros de campo mientras Corea del Sur tenía la muñeca engrasada desde los 6,75 metros (3 de 8, 38%).

Ndour ajustó la mirilla en el descanso y rompió el mal fario triplista español, y el partido trocó a un duelo con su némesis coreana Ji Su Park, que ya iba por los 17 puntos. Cuando descansaron, Silvia Domínguez tomó el poder y con un 2+1 adelantó a España (50-51, m.27). Entre ella y Laura Gil, las españolas apretaron para irse al último parcial por delante (53-54).

De nuevo, Astou dio el golpe definitivo. Dispuesta a acabar con un duelo incómodo como pocos para la selección española, siguió el camino mostrado por Domínguez con un triple para añadirle una canasta y un 2+1. De nuevo Silvia y Cristina Ouviña añadieron cestas para completar un parcial 0-12 con aires de sentencia (53-66, m.33).

España ya solo tuvo que mantener la ventaja ante una Corea del Sur que iba viendo cómo sus opciones desaparecían, aunque maquilló el resultado al final, negando una diferencia más favorable que podría ser útil en caso de empates a las de Lucas Mondelo, que volverán a jugar el miércoles contra Serbia (17.20 horas, 10.20 CET) y cerrarán la fase de grupos el domingo en la sesión matinal contra Canadá.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento