La selección española, una incógnita: entre la ilusión y la máxima cautela

  • Tanto en la Eurocopa como en los últimos meses se ha visto a una selección demasiado irregular e imprevisible. 
  • Tras los dos tropiezos ante Suecia y Polonia, hubo mucho pesimismo. Ahora, la confianza en la selección es mayor.
La selección española de fútbol destapó el tarro de las esencias ante una Eslovaquia que fue la víctima de la venganza de los de Luis Enrique. Con el 'run-run' de las malas sensaciones de los primeros partidos, el conjunto nacional se tomó revancha con un contundente 0-5. Del manojo de goles, dos fueron en propia puerta y otros tres de Laporte, Sarabia y Ferrán.
Los jugadores españoles celebran un gol a Eslovaquia.
EFE

Con la España de Luis Enrique, es complicado saber a qué atenerse. Capaz de lo mejor y de lo peor, en los últimos meses ha demostrado ser capaz de asestar goleadas de escándalo (a Alemania por 6-0 en noviembre o la de este miércoles a Eslovaquia por 5-0) y también de fallar ante selecciones a priori inferiores (empates ante Grecia, Suecia o Polonia, todos ellos jugando además como local).

Con la selección, es difícil encontrar el término medio en la crítica. Tras las igualadas ante suecos (0-0) y polacos (1-1) en los dos primeros choques de la Eurocopa, el pesimismo invadió a afición y prensa. Con la manita a los eslovacos, la Roja parece de nuevo candidata a ganar el título.

La primera fase no suele ser buen baremo para calibrar las opciones de las selecciones. Poco rodaje –más en el caso de España por el positivo de Covid y el consiguiente aislamiento del grupo– y rivales a menudo de escaso nivel hacen que no sea hasta los cruces cuando se demuestre de qué pasta están hechos los equipos.

Para España, la hora de la verdad empieza el lunes ante Croacia, nada menos que la subcampeona del mundo. Y, de pasar, es probable que espere Francia, la campeona y gran favorita, en cuartos. Luis Enrique continúa perfilando un equipo en el que ya se empiezan a intuir cuáles son sus virtudes y cuáles sus defectos.

A favor

Busquets, líder. Coincidencia o no, la mejor España se ha visto con el regreso de su capitán. Campeón de Europa y del mundo, su experiencia y saber estar dio a la Roja la tranquilidad que tanto necesitaba en el campo. Su positivo en Covid le hizo perderse los dos primeros partidos, pero ya está de vuelta y todos sus compañeros le señalaron como una de las claves de la mejora ante Eslovaquia, partido en el que fue elegido el MVP.

Sus compañeros están rendidos a él. "Jugar con Busquets es un placer, es todo más fácil", dijo este jueves Ferran Torres.

Secundarios que rinden. Nadie esperaba un papel importante de PabloSarabia, y ante Eslovaquia brilló con dos goles y una gran actuación. También estrenó titularidad Eric García, que cumplió con creces. A falta de grandes estrellas, es importante que los secundarios den un paso adelante y demuestren su valía.

el foco, sobre luis enrique. La gran personalidad del seleccionador hace que los focos vayan sobre su figura y no sobre sus jugadores. Importante ante una cita como la de Eslovaquia, con el futuro de la selección en juego.

dominio absoluto. España es, con diferencia, el país con más posesión de balón del campeonato. Defender con la pelota puede ser una de las grandes armas de la Roja, más con la impresionante nómina de centrocampistas de buen pie: Busquets, Rodri, Thiago, Koke, Fabián, Pedri...

Que España haya encajado solo un gol no es algo casual. A Unai Simón apenas le han disparado a puerta, y ante Eslovaquia vivió un partido más que plácido.

En contra

Irregularidad ante el gol. No sirve demasiado hacer cinco goles un día si en los dos partidos anteriores solo has podido meter uno ante Suecia y Polonia. La irregularidad ante la meta contraria sigue lastrando a una selección que se atasca ante equipos que se encierran atrás. Y eso, en un torneo de eliminatorias, puede ser nefasto.

Morata y la presión. El delantero de la Juventus es la apuesta de Luis Enrique para el nueve sin discusión. Tres partidos, tres titularidades. Y cuando más duras fueron las críticas, más respaldo le dio el seleccionador a Álvaro Morata, que de momento lleva un gol (ante Polonia) pero que ya cuenta con varias ocasiones clarísimas falladas, además de un penalti que le detuvo el portero eslovaco.

Marcos Llorente, desaprovechado. Probablemente, el jugador nacional del año.Ha brillado como centrocampista llegador, pero Luis Enrique le está usando como lateral derecho ante la escasez de efectivos en esa posición. Sin embargo, sorprendió que el seleccionador no le pusiera ni un minuto ante Eslovaquia.

Como lateral, parece no poder sacar su mejor versión. Lo extraño es que el asturiano no le haya usado aún en su posición idónea. Ante Croacia y en un hipotético duelo ante Francia, su exuberancia física se antoja como importantísima.

Tampoco se está viendo al mejor Gerard Moreno, el hombre que ha hecho 30 goles esta temporada con el Villarreal. En la selección juega partiendo desde la banda, algo que también es habitual en su club, pero sus llegadas por sorpresa no están siendo tan determinantes y su acierto tampoco está siendo el mismo.

Otro habitual para Luis Enrique, Dani Olmo, tampoco está rindiendo al nivel esperado en esta Eurocopa. Tras ser titular ante Suecia y Polonia, se fue al banquillo ante Eslovaquia y parece que Pablo Sarabia le ha quitado el sitio.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento