Morata prolonga la maldición de la selección española con los penaltis: cinco fallados seguidos

Álvaro Morata
Álvaro Morata
EFE
Morata se hace viral en Twitter tras fallar un gol en la Eurocopa
Wochit

La selección española tiene un grave problema con los penaltis, como ha demostrado en esta fase de grupos de la Eurocopa. Tres partidos y dos penaltis fallados, que pueden condenar al equipo en la competición demuestran que el tema es muy serio. Sin embargo, esto no es nada nuevo, ni fruto de la presión o no que puedan tener los de Luis Enrique en La Cartuja ya que España ha fallado sus últimas cinco penas máximas de manera consecutiva. 

La selección con más penaltis a favor en las Eurocopas, con 12, es también la que más penaltis ha fallado en la historia, con una escandalosa cifra de 7 penas máximas erradas. Además, con este último, se convierte en la segunda selección que falla dos penaltis en la misma edición de la Eurocopa. Curiosamente, los mismos que han fallado en toda su historia Países Bajos y Dinamarca, segundas en este fatídico ranking.

'Doblete' de Ramos contra Suiza

Esta maldición la comenzó Sergio Ramos en la penúltima jornada de la Nations League contra la selección de Suiza, en un encuentro que terminó en empate, gracias a un gol en el 89 de Gerard Moreno. El por entonces capitán de la Roja y del Real Madrid falló dos penaltis contra los helvéticos, que hubiesen supuesto la victoria. Afortunadamente España no tuvo que lamentarlos y pasó a semifinales del torneo.

Debut fatídico para Abel Ruíz

El tercer fallo en un encuentro más reciente, justo en la previa de la Eurocopa. Fue en el partido de la selección contra Lituania en el que se convocó a los futbolistas de la sub-21 ante el temor de un posible brote tras el positivo de Sergio Busquets. En esta ocasión, fue Abel Ruíz el que erró el penalti en la goleada contra los lituanos.

Récord negativo en la Eurocopa

Ya en la Eurocopa, Gerard Moreno llegaba con 13 penaltis consecutivos anotados (el último errado, en noviembre de 2019) y fue elegido como el encargado de ejecutar el lanzamiento en el partido de Suecia de la segunda jornada. Fruto de la mala suerte o de la presión -su gol hubiese puesto a España por delante- el delantero del Villarreal mandó su disparo a la madera.

Tan solo un partido después, la Roja volvía a tener un penalti a favor, en los primeros minutos del vital partido contra Eslovaquia. Esta vez fue Morata el que quiso confirmar las buenas sensaciones del encuentro contra los escandinavos, pero el punta vio cómo Dubravka paraba su disparo, alargando la maldición de España desde el punto de penalti.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento