Pérez se lleva la victoria de Azerbaiyán con un reventón final de Verstappen, pifia de Hamilton y heroico 6º de Alonso

Sergio Pérez celebra su victoria en Azerbaiyán
Sergio Pérez celebra su victoria en Azerbaiyán
EFE

Sergio Pérez ha estrenado su palmarés con Red Bull en una carrera de locos que se resolvió en una minicarrera final de dos vueltas. Sólo hay que ver quién ha acabado con él en el podio: Sebastian Vettel y Pierre Gasly. Imposible predecirlo.

Los reventones de Lance Stroll y, sobre todo, de Max Verstappen escribieron el guión de la prueba, que durante 49 vueltas fue mucho más tranquila de lo que se esperaba. El caos que originó este incidente lo cambió todo.

Dos vueltas finales que resolvieron todo, donde Pérez demostró una sangre fría mucho mayor que Lewis Hamilton, cuya pifia en esas dos últimas carreras le costó el liderato y, quién sabe si el Mundial. El británico tenía en su mano un más que apetecible segundo puesto y acabó fuera de los puntos, penúltimo.

Fernando Alonso, después de su mejor clasificación en Bakú y tras un inicio de carrera un tanto dubitativo, dio una lección en esos dos giros finales. La resalida la tomó desde el 10º y acabó 6º, ganando cuatro posiciones en apenas esos dos giros. Carlos Sainz, algo decepcionado, acabó 8º.

Buena salida de Alonso, mala de Sainz

Pese a los nervios del inicio de la carrera, fue una salida razonablemente limpia. A excepción de un típico toque de Lance Stroll sobre Mick Schumacher (sin consecuencias), no hubo incidentes. Eso no significa que fuera buena para todos, ya que Carlos Sainz perdió una posición y cayó a la sexta plaza.

No así Fernando Alonso, que se aupó a la 7ª y se agarró al tren delantero de carrera. El que no esperó ni mucho menos fue Lewis Hamilton, que se hizo con el liderato de la prueba al final de la primera vuelta por puro rebufo, sin DRS, ante un Charles Leclerc que no pudo hacer nada.

El ritmo de carrera inicial fue razonablemente lento, con tiempos por vuelta muy bajos y pocos incidentes. Leclerc mostró los problemas de Ferrari con los neumáticos blandos, ya que perdió las posiciones con Verstappen y Pérez, cayendo de la zona de podio antes de que comenzaran las paradas en boxes.

Ahí comenzó el juego estratégico: Alonso, junto a Norris y otros, entraron muy pronto a cambiar a neumáticos duros para ir hasta el final (y librarse así de un eventual y más que probable coche de seguridad).

Sainz empezó a apretar en este punto, en un intento de que Pierre Gasly (que sorprendió con un excelente ritmo inicial) no se le escapara o, incluso, hacerle un 'undercut' (un adelantamiento en boxes).

El problema para el madrileño es que cometió un error en la curva 8, en la frenada del castillo del siglo XIII que corona la capital azerí, y se quedó sin opciones de repetir podio, al menos de inicio.

Los boxes castigan a Hamilton y Pérez saca el escudo

Las entradas en boxes de los líderes de la carrera dejaron a Hamilton como el gran perjudicado. Su parada no fue nada buena porque se encontraron con tráfico (entraba Gasly cuando él quería salir) y tuvo que dejar pasar dos segundos que fueron clave. Especialmente porque la parada de Verstappen fue estratosférica, de 1,9 segundos. 

El buen ritmo de Sergio Pérez justo antes de hacer su cambio de neumáticos fue clave, ya que incluso pese a ser sospechosamente lento (tenía opciones de salir delante de Verstappen), le permitió salir por delante de Hamilton.

Comenzó entonces una defensa clave de la posición, que permitió al neerlandés afrontar el liderato de este stint de la prueba con solvencia. Mientras, del que debía ser escudero del heptacampeón, Bottas, 'nino': ni noticias. Pululando por el 10º puesto.

Alonso ni compite con Sainz

Después de unas cuantas vueltas de Alonso realmente lentas (de nuevo, los neumáticos duros), y aunque el ritmo se incrementó después de unas cuantas, Alonso se vio peleando con Sainz por la 12ª plaza.

El de Ferrari sacó lo mejor de sí para aumentar el ritmo e intentar salvar los muebles tras su fallo. Alonso apenas le puso resistencia.

Accidente de Stroll: primer coche de seguridad de carrera

Después de una carrera mucho más tranquila de lo previsto, Lance Stroll hizo trabajar a Bernd Maylander, el piloto del coche de seguridad. El canadiense, que era el único que no había parado en boxes, se dio con violencia contra el muro de la recta después de un reventón.

Una vez completadas las vueltas necesarias para que se quitara el coche de seguridad, algunos pilotos decidieron entrar en boxes, entre los que estuvo Fernando Alonso.

El asturiano pasó al ataque con neumáticos blandos, una oportunidad de oro para quitarse rivales. En la resalida, de hecho, recuperó las posiciones perdidas por esa entrada en boxes y con muy buen ritmo de carrera se asomó enseguida a los puntos.

No obstante, el que mejor arrancó en esta reanudación fue Sebastian Vettel, totalmente desmelenado. El alemán de Aston Martin demostró que aún sabe pilotar y se aupó a la cuarta posición.

La efervescencia de los nuevos neumáticos de Alonso (y los de Vettel) duraron lo justo y para las cinco vueltas finales el español tuvo que mirar más por el retrovisor. Aunque las ruedas no dieron sus últimas palabras.

Reventón de Verstappen y primera victoria de Sergio Pérez con Red Bull

A falta de cuatro vueltas para el final, con Verstappen peleando constantemente por la vuelta rápida (y con ello quemando los neumáticos), se produjo el gran golpe de guión final: reventón del líder.

Prácticamente igual que lo de Stroll, el Red Bull reventó cuando iba a más de 300 km/h y con ello entregó la victoria a su compañero Sergio Pérez, con Hamilton seguido y Vettel en el podio. Dirección de carrera decidió sacar bandera roja, pero no dar la prueba por finalizada aunque sólo quedaban tres vueltas.

No se dio por finalizada para no primar a Verstappen sobre el resto, ya que el accidente se produjo después de la línea de meta y, por normativa, deberían haber cogido la clasificación de la vuelta anterior.

Hamilton pierde el podio y gana Pérez, con remontada de Alonso

La salida a una vuelta no fue para corazones débiles. Sergio Pérez se escapó al frente, mientras Hamilton destrozó sus opciones saliéndose de pista en la tercera curva.

El heptacampeón fuera de carrera, al menos de los puntos, mientras Fernando Alonso cuadraba una remontada espectacular hasta el 6º puesto desde el 10º. La pelea por el podio, con Pérez y Vettel 1º y 2º fijos, fue entre Gasly y Leclerc, aunque fue el francés quien se llevó el bronce.

El podio más inesperado lo formaron Sergio Pérez, Sebastian Vettel y Pierre Gasly.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento