Fede Valverde jugó con el tobillo morado, hinchado e infiltrado: así estaba su pie antes del partido contra el Liverpool

Fede Valverde y Roberto Firmino
Fede Valverde y Roberto Firmino
DPA vía Europa Press

Fede Valverde fue la solución de Zinedine Zidane a los problemas defensivos por la plaga de bajas que sufrió para encarar la eliminatoria ante el Liverpool, sobre todo en una posición como el lateral derecho que requirió un esfuerzo doble del uruguayo, que se estrenaba en defensa y tuvo que infiltrarse en un pie para poder ayudar al Real Madrid a firmar su pase a semifinales.

La defensa de circunstancias del Real Madrid brilló con luz propia en Anfield. Formada por un solo titular, Ferland Mendy, pero con un nivel muy alto en el centro de la defensa de la pareja Nacho Fernández y el brasileño Eder Militao, y el sacrificio de Fede Valverde en una posición inédita.

Comenzó con inseguridades el uruguayo en una demarcación en la que no está acostumbrado a jugar. Con más perdidas de las que acostumbra en salida de balón, errático de inicio, intentando buscar su marca para no abandonar el carril, sufriendo los ataques por su zona, señalada por Jürgen Klopp como uno de los flancos por donde buscar la remontada.

Pero Fede se entonó con el paso de los minutos, a base de dar todo lo que tenía en un partido en el que se sacrificó por el Real Madrid. Y salió airoso en los 72 minutos que ocupó el lateral antes de pasar al medio centro, su posición natural.

Sin embargo, la sorpresa con respecto a su nivel llegó tras el partido cuando se conoció que jugó con el pie derecho morado por un fuerte golpe sufrido en el Clásico que le hizo ser duda para la cita europea de Anfield. El uruguayo tuvo que infiltrarse la zona dañada y correr riesgos en el partido.

"No quería poner nada hasta que terminase el partido y seguro después me retes por publicarla, pero debo hacerlo igual porque es tu esfuerzo y nadie te regaló nada", escribió su pareja, la periodista Mina Bonino en redes sociales. "Día y día pinchándote para estar firme y hoy cumpliste más que nunca. Sos nuestro orgullo", añadió mostrando la imagen del pie dañado de Valverde.

Zidane sentenció a Álvaro Odriozola, en perfectas condiciones para jugar y suplente sin el titular en el lateral derecho, Dani Carvajal, ni el invento que se asentó como sustituto, Lucas Vázquez. Acabó entrando al partido en sus últimos minutos para quitarse una espina y aportar en el pase a semifinales.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento