Los trucos de Cañizares para perder tiempo: fingir decirle algo a un compañero, dos balones al campo...

  • El exportero y ahora comentarista ha revelado en su canal de Youtube los 'pecadillos' que usaba cuando jugaba.
Cañizares, en su canal de Youtube.
Cañizares, en su canal de Youtube.
YouTube

Santi Cañizares ha sido uno de los porteros más mediáticos de la liga española en las últimas décadas. El que fuera meta de Valencia, Real Madrid o Celta es ahora reconocido comentarista y, además, hace poco ha estrenado su canal de Youtube.

En él, el exportero cuenta algunos de los momentos más destacados de su carrera, opina sobre el fútbol actual o, como en este caso, revela "su lado más canalla", explicando los trucos, o "pecadillos" como él dice, para perder tiempo durante los partidos.

"Cuando íbamos ganando, si me llegaba el balón, yo tenía que tratar de que se jugara el menor tiempo posible. Salía un balón por el balón derecho y lo que hacía era no recoger ese balón y me daba la vuelta a la portería, fingiendo que me quería perfilar mejor por el otro lado para sacar, y buscaba una pelota por el otro lado con un recogepelotas", cuenta.

Y la cosa no se quedaba ahí, sino que en el momento de ir a sacar, el recogepelotas devolvía el primer balón, por lo que el tiempo que se perdía aumentaba al haber dos balones en el campo.

Otro de los trucos del valenciano se producía en las jugadas a balón parado: "Me iba a decirle algo a un compañero. Pero no le decía nada. Fingía que le decía: 'Hombre, vamos a hacer esto porque ha pasado esto...' Pero en realidad hacía playback", explica.

Destaca en su vídeo a uno de los mejores delanteros que ha pasado por España, Samuel Eto'o, del que cuenta una actitud para ganar tiempo muy divertida: "Un día en el Camp Nou, Eto'o debió pensar que como yo colocara el balón iba a perder mucho tiempo y él, cogía y me colocaba el balón en el punto para sacar. Pero yo tenía que ir detrás de él a colocar el balón y el árbitro entendía que no tenía sentido y tenía yo más riesgo de tarjeta".

Asimismo, Cañizares revela que no era descabellado que, si dos equipos quedaban contentos con el empate, se tratara de mantener ese resultado sin necesidad de pactos previos ni acuerdos económicos: 

"Hay veces que interesa empatar a los dos equipos, me ha pasado dos veces. Un Valladolid-Celta en la última jornada. El Valladolid salvaba el descenso con un punto e iba a promoción y el Celta se se mantenía matemáticamente. Aquí no hay nada arreglado, pero todo el mundo lo tiene en la cabeza y con la actitud de los equipos se demuestra la intención de cada uno. No hace falta hablar con el rival antes", sentencia. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento