El Real Madrid no falla en Valladolid y ya está a rebufo del Atlético

Varane cabecea un balón en el Valladolid-Real Madrid
Varane cabecea un balón en el Valladolid-Real Madrid
EFE

El Real Madrid se llevó los tres puntos de Zorrilla pese a las numerosas bajas que tenía, incluida la de un Karim Benzema que cayó el viernes. Después de lo ocurrido entre Levante y Atlético, los blancos tenían la oportunidad ante el penúltimo de LaLiga de colocarse a sólo tres puntos del líder y no fallaron... aunque por poco.

El Real Valladolid empezó muy bien, pero al final no pudo evitar que los blancos se llevaran la victoria.

El encuentro comenzó con los pucelanos intentando sorprender. Tanto, que Thibaut Courtois tuvo que lucirse con tres paradas consecutivas. La efervescencia de los de Sergio se fue acabando y el Madrid ganó metros, con un Asensio más voluntarioso que útil. Mariano, titular por primera vez desde noviembre y porque a Zidane no le ha quedado remedio, perforó la portería de Masip a los 20 minutos de encuentro, pero en claro fuera de juego

No fue el único, ya que volvió a ver cómo le dejaban a media celebración cuando marcó en posición antirreglamentaria después de un inteligente robo de Modric. Este fue mucho más ajustado y lo revisaron en el VAR.

Con la sensación de que podían ir por delante, pero también por detrás de no tener a Courtois bajo palos, el Real Madrid arrancó la segunda mitad perdonando. Casemiro y Lucas Vázquez tuvieron ocasiones claras, pero no remataron: la falta de gol sigue siendo una nota en el debe del conjunto blanco.

En medio de un momento de ansiedad, tuvo que llegar Kroos para poner una de sus habituales faltas escoradas en el área para que precisamente Casemiro cabeceara el 0-1. El brasileño lo hizo todo: mover a los defensas, descolocar la cobertura zonal y saltar más que nadie para batir a Masip.

Zidane movió el banquillo entonces para hacer debutar a Hugo Duro (que ya sabe lo que es jugar en la élite, ya que militó en el Getafe antes de irse al Castilla), Arribas, que ya lleva cinco encuentros con el primer equipo, y el defenestrado Isco, que ha quedado para salir con los canteranos y en los minutos finales.

Más allá de un posible penalti con Nacho como involucrado, el Real Madrid se sintió cómodo mientras el Valladolid se echaba en brazos de Weissman para intentar rascar al menos un punto. De hecho, Zidane cambió el dibujo para cerrar con cinco defensas.

Con esta victoria, el Real Madrid se queda a tres puntos del Atlético con el derbi en el Metropolitano a unas semanas en el horizonte.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento