Un miembro de la familia real de Catar se negó a chocar el puño con las árbitras en la final del Mundial de Clubes

Ceremonia de entrega de trofeos en el Mundial de Clubes en Catar.
Ceremonia de entrega de trofeos en el Mundial de Clubes en Catar.
Captura de imagen

Polémica en la ceremonia de entrega de trofeos y medallas en la final del Mundial de Clubes celebrada este jueves en Catar. Un miebro de la familia real catarí, presente entre las autoridades encargadas de entregar los premios, se negó a chocar el puño con las miembros femeninas del cuerpo arbitral.

Sheikh Joaan bin Hamad Al Thani sí que saludo de esta manera tan habitual en tiempos de pandemia a los miembros masculinos, árbitros y demás personal, tras la victoria del Bayern de Munich sobre Tigres que les dio el sextete a los de Flick.

El miembro de la familia real sí saludó a los árbitros.
El miembro de la familia real sí saludó a los árbitros.
Captura de imagen

Una imagen que ha dado la vuelta al mundo y que ha indignado a las redes sociales. Catar será la sede del Mundial de 2022, una decisión de la FIFA que desde el principio ha estado en el foco de la polémica por diversos motivos.

Entre ellos, por la cultura propia de Catar y su tratamiento hacia las mujeres y su sesgo con los derechos humanos, pese a que voces autorizadas como Xavi Hernández, que allí reside desde hace años, siempre han defendido la vida de bienestar que se puede alcanzar en el estado árabe.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento