Hamilton confiesa el racismo que sufrió de pequeño: "Me decían que no lo iba a lograr y que volviera a mi país"

Lewis Hamilton
Lewis Hamilton
F1

Lewis Hamilton se ha tomado como un asunto muy personal buscar la igualdad entre los blancos y los negros, hasta el punto de que puede ser un factor clave para continuar o no en la Fórmula 1.

El heptacampeón ha presionado a la competición donde ya es leyenda a promover la campaña 'End Racism' que muestran antes de cada Gran Premio, lo que unido a sus insistentes y machacantes mensajes para llamar la atención sobre la desigualdad le han llevado a ser nombrado como la personalidad negra más influyente del Reino Unido.

Sus récords deportivos y su activismo le convierten en uno de los firmes candidatos a obtener el título de caballero y convertirse en Sir Lewis Hamilton, pero de momento no le han llamado de Buckingham para ello, algo que le gustaría obtener algún día. Así lo ha confesado en los desayunos de la BBC.

En la misma entrevista se ha referido al racismo como un mal endémico que padece todo el mundo, y que padeció durante mucho tiempo en sus propias carnes.

"Recuerdo que cuando era niño, adultos, maestros, padres de otros pilotos, me decían que no lo lograría. Me decía: 'No vas a lograrlo, vuelve a tu país'", en alusión a su color de piel. "Recuerdo todas estas cosas horribles y haber pensado que iba a demostrar que se equivocaban", rememora el piloto más exitoso de la historia de la Fórmula 1, números en mano.

Por eso, cuando conquistó matemáticamente su séptimo Mundial en el circuito de Turquía, envió un mensaje para que los más jóvenes no se rindieran y fueran a por sus sueños. "El mensaje es para todos los niños que sienten que no tienen voz y que pueden estar soñando con algo o quieren soñar en grande", destacó.

Aunque ahora es cuando ha explotado más el asunto, Hamilton asegura que se sentía impotente antes. "El racismo es algo de lo que siempre he hablado, pero ha habido momentos en los que sentí que estaba luchando contra un sistema que era tan grande que nunca cambiaría. Y luego, en 2020, sucedió", recuerda.

Gracias a él, Mercedes luce color negro y no plateado como históricamente.

"Este año ha sido realmente difícil en muchos sentidos y las constantes historias de injusticia racial han sido traumáticas para muchos de nosotros. Pero como comunidad, hemos respondido de una manera que ha sido increíblemente inspiradora. En mi vida, nunca había visto tanta gente levantarse y tomar una posición contra la injusticia", se congratula un Hamilton que promete seguir en la brecha.

"Seguiré luchando hasta que nuestras voces sean escuchadas y hasta que vivamos en un mundo que trata a todos por igual, sin importar su origen o el color de su piel", asegura.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento