Drama en la halterofilia mundial: la IWF echa a su presidenta para poner al presidente de una federación suspendida

Un halterófilo se lamenta apoyado en las pesas.
Un halterófilo se lamenta apoyado en las pesas.
IWF

La Federación Internacional de Halterofilia (IWF) sigue en el ojo del huracán. Al escándalo de corrupción sufrido por el informe McLaren y los continuos casos de dopaje destapados en varias de sus federaciones nacionales, hay que sumar que ha relevado del cargo a su presidenta, la estadounidense Ursula Papandea, para dejar el cargo de forma interina en Intarat Yodbangtoey, presidente de la federación de halterofilia de Tailandia, suspendida por repetidos casos de dopaje.

Esta decisión se tomó en una reunión telemática de urgencia a la que Papandrea no fue convocada por su propio comité ejecutivo. La ya expresidenta accedió de forma interina al cargo el pasado enero, tras la dimisión del húngaro Tamas Aján cuando se vio cercado por las acusaciones de irregularidades en su gestión.

El sucesor de la norteamericana, que también es presidente en funciones de la confederación asiática, era el primer vicepresidente de la IWF y fue uno de los señalados de realizar prácticas corruptas en el informe elaborado por el canadiense Richard Mclaren, que ya había investigado la trama rusa de dopaje.

Este informe fue encargado por Papandreu cuando llegó al cargo en enero y aportó pruebas de que la IWF fue "un nido de corrupción al más alto nivel" durante el mandato de Aján, con compra de votos, cuentas ocultas o encubrimiento de 40 casos de dopaje "incluyendo a medallistas mundiales".

McLaren también atribyó otras prácticas mafiosas que Aján realizaba desde hace 24 años, como de repartir sobornos entre los miembros de la asamblea o el desvío masivo de fondos en beneficio propio, con 10,4 millones de dólares fuera de control.

Entre otras disputas totalmente diferente que se mantiene en la IWF está el sistema de clasificación para los Juegos Olímpicos de Tokio, aplazados a 2021 por la pandemia del coronavirus. En su camino hacia la capital japonesa, los halterófilos dependen de su ránking mundial o continental para acudir a los Juegos, pero existen miembros de la IWF que quieren cambiar las competiciones que serán puntuables en el nuevo calendario. La elección de unas u otras beneficia o perjudica a los países aspirantes.

Nueva advertencia del COI

La reacción del Comité Olímpico Internacional (COI) no se ha hecho esperar, pues ha mostrado su preocupación por el nuevo rumbo tomado por la IWF, a quien ya amenazó con tomar medidas por "la importancia crítica de continuar con las reformas dentro de la IWF para asegurar la independencia de su política antidopaje y la modernización de sus estructuras de gobierno y gestión".

En un comunicado, el COI asegura sentirse "muy preocupado" por apartar del cargo a Papandreu, con quien mantuvo "una excelente cooperación" durante su mandato y recalcó que "apoya plenamente las reformas que había iniciado".

El organismo olímpico señala que "la forma en que se tomó la decisión y el sustituto elegido" también serán "tomados en cuenta en el momento de adoptar nuevas decisiones", en referencia a modificar la situación de su deporte dentro del programa olímpico.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento