Dos medallistas olímpicas denuncian "la normalidad de los abusos" dentro de la gimnasia

Becky y Ellie Downie
Becky y Ellie Downie
IG: @bdownie92

Las hermanas Downie, Becky y Ellie compartieron en redes sociales 'Our Story' (Nuestra historia), un texto en el que explican el oscuro mundo de la gimnasia rítmica para denunciar la normalidad de los abusos en este deporte. "Hay una cultura del miedo, mental y emocionalmente abusivo", confiesan tras haber roto su silencio gracias a las denuncias de varias gimnastas en BBC Sport.

"Definitivamente, no nos dimos cuenta cuán mal estaba en aquel entonces. Nos ha llevado años entenderlo y aceptarlo", afirman en la mencionada carta que han compartido en redes sociales.

"Hemos visto y hemos sufrido de primera mano la insegura actitud hacia el peso de chicas jóvenes, y los problemas de salud mental que invariablemente les precedían. También hemos visto y sufrido las peligrosas consecuencias del sobre-entrenamiento, que frecuentemente era la norma, por el miedo o castigo a no ser seleccionada", relatan desde su experiencia personal.

"Sospecho que toda esta interminable obsesión por mi peso me ha dejado profundas cicatrices que nunca se curarán. Después de una profunda batalla emocional, finalmente encontré un lugar para ser feliz con mi cuerpo fuera del gimnasio, pero siempre me sentiré con sobrepeso cuando esté cerca de la gimnasia", explica Ellie, de tan solo 20 años.

Por su parte, su hermana Becky, ahora de 28 años, cuenta cómo le hacían forzar para ejercitarse pese a las lesiones. La gimnasta relata que la minaban emocionalmente, le decían que era débil mentalmente y que "los niveles de dolor que experimentaba estaban en su cabeza"

Mostrar comentarios

Códigos Descuento