Los arbitrajes de Real Madrid y FC Barcelona en LaLiga: ¿a quién benefician o perjudican más?

Piqué y Vinicius discuten durante el Clásico.
Piqué y Vinicius discuten durante el Clásico.
EFE

Un clásico del fútbol español es ver a a los aficionados de los dos grandes, FC Barcelona y Real Madrid, quejarse de los arbitrajes. Uno y otro ven ayudas hacia el rival, máxime cuando ambos se están jugando el título liguero.

Este enfrentamiento y cruce de acusaciones se ha recrudecido tras el regreso de la competición, en el que el club blanco se ha puesto líder de la clasificación. El VAR fue determinante en los últimos encuentros del Real Madrid, especialmente en el de la Real Sociedad en el que intervino en los dos goles de Ramos (penalti) y Benzema, así como en el anulado a Januzaj. Las palabras de Gerard Piqué previas tampoco ayudaron a calmar los ánimos, y mucho menos el ambiente provocado por los cuatro grandes periódicos deportivos, los dos de Madrid y los dos de Barcelona.

Los árbitros están en el punto de mira. El uso del VAR está en entredicho, pero ya no sólo por Barcelona y Real Madrid, sino por casi todos los equipos de la competición. Desde el Valencia, por ejemplo, ya se toman con humor la situación, aunque previamente lo hicieron mucho más en serio. 

Una de las grandes quejas de los hinchas de Madrid y Barcelona, pero también del resto, es que a su rival se le mira de otra manera a la hora de pitarles posibles incorrecciones disciplinarias. 

El comparador de datos oficiales de LaLiga permite sacar varias conclusiones al respecto:

  • Al Madrid le pitan más faltas en contra, pero le amonestan menos.
  • Al Barcelona le pitan menos faltas, pero se le consideran más graves.
  • Casemiro ha cometido una de cada cinco faltas pitadas al Real Madrid.
  • A Piqué le sacan amarilla en casi la mitad de faltas que hace.
  • Se pitan más faltas a favor del Barça que a favor del Real Madrid.

Barça, con más tarjetas rojas y amarillas; Madrid, con más faltas

El Barcelona es el tercer equipo que más tarjetas rojas directas ha visto esta temporada de toda LaLiga, cinco, empatado con Celta y Osasuna. Por delante tiene a Espanyol (siete) y a Alavés (seis). De esas cinco expulsiones, dos han sido a Clement Lenglet y una a De Jong, Dembélé y Ronald Araújo cada uno. El Real Madrid ha recibido cuatro expulsiones: Mendy, Bale, Modric y Odriozola, este último obviamente antes de irse cedido al Bayern.

En tarjetas amarillas, también gana el Barcelona al Real Madrid, 71 frente a 56, pero no en faltas cometidas: a los blancos les han pitado 386 frente a 331 a los blaugrana. En cambio, en faltas recibidas, los árbitros han pitado 417 para los culés y 356 para los merengues. 

Piqué es el jugador que más amarillas ha visto este año, no sólo del Barcelona, sino de LaLiga, aunque empatado con Jonathan Silva (Leganés), Roberto Soldado (Granada CF) y Fernando (Sevilla). Estos cuatro jugadores han visto 12 amarillas cada uno. El central blaugrana ha cometido 28 faltas, por lo que le han sacado tarjeta en un 42.8%.

El futbolista del Real Madrid que más veces ha sido amonestado en esta Liga con tarjeta sin expulsión ha sido Casemiro, con 10 amarillas. El centrocampista brasileño es también el jugador de LaLiga que más faltas ha cometido, 77, más del doble que Sergio Busquets, el blaugrana que lidera esta estadística en su equipo, con 35.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento