Toni Nadal: "Rafa nunca me pagó ni un euro, se lo pedí yo"

Rafa Nadal con su entrenador Toni.
Rafa Nadal y su tío Toni.
EFE

Toni Nadal ha reflexionado sobre sus años dirigiendo la carrera deportiva de su sobrino Rafael, y ha confesado un factor que para él fue clave: no cobró.

"Nunca me pagó ni un euro, se lo pedí yo. Eso es lo que me permitió tener total independencia, si hubiera tenido que depender de su salario habría aceptado cosas que no estaba dispuesto a aceptar. Al no permitir que me pagara, compré mi libertad de expresión e independencia", ha explicado a 'Blick'.

La relación familiar ayudó, obviamente, pero no sólo entre tío y sobrino. "El padre de Rafael y yo heredamos un negocio familiar y acordamos que él se encargaría de ello y yo del tenis", relata.

"Podría haber sido menos duro con Rafael, y por supuesto que haría muchas cosas diferentes a las que hice, pero trabajé de acuerdo a mis principios y a mi sobrino no le fue nada mal", relata un Toni Nadal que, pese a que con perspectiva hubiera cambiado cosas, no se arrepiente. "Le hice la vida muy difícil a veces. Organizaba entrenamientos mucho más largos de lo habitual, le obligaba a entrenar con bolas malas en pistas muy adversas", recuerda.

Toni Nadal no tiene ninguna queja, ni Rafa se la mostró. "Fue el mejor alumno que podría imaginar. Su predisposición a aprender fue brutal y siempre entendió la dureza y la exigencia como un medio para obtener un fin. Con el tiempo, hizo suyas las altas demandas que yo le imponía cuando era niño. Un jugador debe hacer las cosas porque está convencido de ellas, no porque se le obliga", señala el entrenador.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento