Los equipos de Fórmula 1 sospechan de trampas permitidas y protestan contra Ferrari y la FIA por su acuerdo privado

Escudería Ferrari
Escudería Ferrari
EFE

Ferrari tuvo un 2019 sospechosamente irregular. La primera mitad de la temporada estuvieron por detrás de Mercedes, de sobra, y de Red Bull, pero desde el parón de verano en adelante, fueron casi imbatibles: seis poles consecutivas desde Bélgica hasta México, que habrían sido victorias si la escuadra italiana no estuviera sumida en un constante caos.

La sospecha de que había algo ilegal se alimentó con las palabras de Max Verstappen, cuando tras el fiasco que sufrió Ferrari en Austin dijo que se debía a que les habían cazado tras hacer trampas

La FIA comenzó una investigación que apuntaba hacia los sensores del flujo de combustible. Según acusaban de manera privada Red Bull y otros equipos, Ferrari había encontrado la manera de trucar cuándo ese sensor actuaba. Así, la Scuderia podía aprovechar los intervalos en los que el sistema no les estaba midiendo para aumentar el consumo de combustible y, así, lograr potencia extra.

La resolución de dicha investigación llegó nada más acabar los test de pretemporada, pero de una manera nada clara: la FIA y Ferrari llegaron a "un acuerdo privado", del que no han trascendido datos, ni siquiera al resto de equipos. 

Esta decisión ha levantado muchísimas suspicacias en el resto de competidores, que se ha trasladado a un comunicado conjunto, enviado por las siete de las diez escuderías presentes en el campeonato. Todas, excepto Alfa Romeo y Haas, además de la propia Ferrari, han emitido un comunicado conjunto:

"Nosotros, los equipos firmantes, nos mostramos sorprendidos y conmocionados por la declaración de la FIA del viernes 28 de febrero con respecto a la conclusión de su investigación sobre la unidad de potencia de la Scuderia Ferrari Fórmula 1.

Un regulador deportivo internacional tiene la responsabilidad de actuar con los más altos estándares de gobernanza, integridad y transparencia.

Después de meses de investigaciones realizadas por la FIA solo después de las consultas planteadas por otros equipos, nos oponemos firmemente a que la FIA llegue a un acuerdo confidencial con Ferrari para concluir este asunto.

Por lo tanto, declaramos públicamente nuestro compromiso compartido de buscar una divulgación completa y adecuada en este asunto, para garantizar que nuestro deporte trate a todos los competidores de manera justa y equitativa. Lo hacemos en nombre de los fans, los participantes y las partes interesadas en la Fórmula 1.

Además, nos reservamos nuestros derechos de buscar reparación legal, dentro del debido proceso de la FIA y ante los tribunales competentes".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento