Un Barcelona espeso se deja dos puntos del derbi catalán en el minuto 87

Frenkie de Jong pelea un balón con el centrocampista del Espanyol David López.
Frenkie de Jong pelea un balón con el centrocampista del Espanyol David López.
EFE

El FC Barcelona tropezó en el derbi catalán frente a un Espanyol que transmitió buenas sensaciones tras la llegada de Abelardo al banquillo. Los locales se adelantaron gracias a un tanto de David López en la primera mitad, pero los de Valverde remontaron en la segunda con tantos de Luis Suárez y Arturo Vidal. Eso sí, los periquitos no habían dicho la última palabra y siguieron peleando hasta lograr el empate a tres minutos del final por medio de Wu Lei.

El Espanyol logró imponerse en los primeros compases del partido y refrendó ese dominio a los 23 minutos, cuando David López cabeceó un centro medido de Marc Roca y puso el 1-0 en el marcador.

La reacción azulgrana se hizo esperar, ya que su primera ocasión clara no llegó hasta el minuto 40. Leo Messi remató un centro de Sergi Roberto, pero Diego López detuvo el balón con seguridad.

El Barcelona subió la intensidad en los últimos minutos de la primera parte, en los que Luis Suárez se topó con el palo, pero el Espanyol se fue al descanso mandando en el marcador.

La historia cambió tras la reanudación, ya que los culés solo tardaron cinco minutos en empatar el partido. El tanto fue obra de Luis Suárez, que cazó un centro de Jordi Alba y su remate a primer toque superó a Diego López.

Valverde había recurrido a Arturo Vidal para desatascar el partido en la segunda mitad y la jugada le salió bien, ya que el chileno fue el autor del gol que ponía por delante a su equipo.

Pese a mandar en el marcador y a rozar el 1-3, las cosas se complicaron para el Barcelona por la expulsión de Frenkie de Jong por doble amonestación, algo que además de dejar en desventaja a los culés dio alas al Espanyol.

El chino Wu Lei entró en el 74 para convertirse en el héroe de la afición perica. Primero puso a prueba a Neto solo tres minutos después de saltar al campo y consiguió el empate para el Espanyol en el 87.

Pese a que el Barcelona se mantiene como líder de LaLiga y obtiene el título honorífico de campeón de invierno, el empate dejó un regusto amargo en el conjunto azulgrana. Por el contrario, en el club blanquiazul, que no marcaba dos goles a su vecino desde hace una década, confían en dar continuidad al juego mostrado en el derbi para luchar por la salvación. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento