El árbitro de la suspensión del Rayo-Albacete, en el ojo del huracán por dos penaltis en el Coruxo-Mirandés de Copa

Partido entre el Coruxo y el Mirandés de Copa del Rey.
Partido entre el Coruxo y el Mirandés de Copa del Rey.
Coruxo FC

José Antonio López Toca no va a olvidar la semana del Clásico, y no precisamente por el partido entre FC Barcelona y Real Madrid. A este árbitro cántabro le tocó pitar el polémico Rayo-Albacete, que acabó suspendiendo por los gritos e insultos contra Roman Zozulya, y dos días después ha vuelto a quedar señalado, aunque en este caso por dos decisiones puramente deportiva.

López Toca ha sido el encargado de arbitrar el Coruxo-Mirandés, uno de los partidos de la multitudinaria segunda ronda de la Copa del Rey. El partido ha acabado siendo un festival de goles, ya que ha acabado 4-5 con victoria del equipo burgalés en el descuento.

El problema es que se llegó a ese tiempo extra por un penalti que para los gallegos no ha sido nada justo. La protesta se ha extendido en una serie de tuits en los que el club, a través de la red social, ha mostrado su disconformidad con la decisión, en la que además acabaron dos jugadores expulsados.

El problema es que esa no fue la única decisión de López Toca que perjudicó al Coruxo. En la segunda parte de la prórroga, el colegiado pitó otro penalti, en este caso en el área del Mirandés, para luego desdecirse. Desde el club pontevedrés lo han calificado de "escándalo".

Al instante, el Mirandés marcó el 4-5 definitivo y el partido acabó. "El árbitro esta noche puede que la conciencia no le deje dormir", afirmaron como cierre a la polémica desde el Coruxo.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento