La confesión de un jugador de la Premier adicto a las apuestas: "Gasté 50.000 euros echado en mi cama una noche"

  • Andros Townsend, centrocampista del Crystal Palace, se confiesa en The Players Tribune.
Andros Townsend, en un partido con el Crystal Palace.
Andros Townsend, en un partido con el Crystal Palace.
Instagram

Andros Townsend, jugador inglés del Crystal Palace, confesó en una extensa carta en 'The Players Tribune' su adicción a las apuestas. 

A sus 28 años, el centrocampista recuerda que a raíz de la muerte de su hermano en un accidente cuando él era pequeño, todo empezó a cambiar: "No me gustan las historias que aprovechan una catástrofe para decir que gracias a eso se hicieron más fuertes. No, no empecé a entrenar más duro. No, eso no me dio más motivación. Fueron las peores etapas de mi vida", explica Townsend, que por aquel entonces ya era una promesa y acababa de entrar en el Tottenham. "Yo era un chaval inmaduro que en teoría estaba cumpliendo su sueño", escribe.

En su debut con los 'Spurs' marcó un gol y en la prensa empezaron a hablar de 'joven promesa'. Pero el ascenso mediático duró apenas unas semanas: "Busqué mi nombre y me leí cada artículo, cada texto, cada tweet, me acosté sintiéndome el mejor. A los 10 días me cedieron al Watford. Y vuelta a empezar". Y entonces llegó el juego.

"Nunca he bebido, nunca me he drogado, pero me volví un adicto al juego"

"Empezó a ser algo más que un pasatiempo. Soy muy competitivo y cuanto más perdía más quería jugar. Pero esto no es como el fútbol o el tenis. Jugar más no te hace ser mejor. Jugar más solo te hace perder más. Nunca he bebido, nunca me he drogado, pero me volví un adicto al juego", cuenta con dureza el internacional inglés.

La FA, el organismo que rige el fútbol en Inglaterra, le impuso una multa dado que está prohibido que los futbolistas profesionales apuesten. Y ahí empezó a abrir los ojos y acudió a un psicólogo, un paso para el que le convenció su madre.

"Como atleta nunca quieres admitir que las cosas van mal. Pero la verdad es que hay muchas cosas que simplemente no van. Estaba reteniendo un montón de emociones hasta que conseguí aceptarme a mí mismo", cuenta Townsend en la extensa y emotiva carta. 

Mostrar comentarios

Códigos Descuento