El Valencia, ante una 'minifinal' en Lille

Albert Celades dirige un entrenamiento del Valencia
Celades dirige el entrenamiento del Valencia previo al partido de Champions ante el Lille
EFE

La visita del Valencia a Lille tiene unos ciertos tintes de final. No porque sea en una fase crítica de la competición, todo lo contrario, sino porque puede suponer el arranque de un efecto mariposa que haga cambiar los pitos (cada vez más suaves) en aplausos hacia un equipo que parece haber salido del pozo, aunque no sin heridas.

La victoria ante el Chelsea con la que Celades arrancó su era en el banquillo valencianista pilló casi a contrapié a la afición. Los fans valencianistas vieron cómo Rodrigo les daba la alegría en Londres, lo que tres jornadas después puede ser clave. Y es que esos tres puntos logrados en Stamford Bridge les ha permitido colocarse segundos de grupo con tres puntos, sólo superados por el Ajax de Ámsterdam que les ganó. Esto implica que una victoria ante el Lille, el teórico rival más débil del grupo G, puede darles alas a sus opciones europeas.

El empate logrado ante el Atlético de Madrid dio muestra de la capacidad de lucha de este equipo y sobre todo, la reaparición de un jugador que apunta a ser clave en el proyecto: Carlos Soler. El joven canterano ché salió desde el banquillo, lo que da más pólvora y mordiente arriba para un encuentro en el que no está claro si será titular o se quedará para resolver en la segunda parte. Los que no estarán son Francis Coquelin, que se lesionó en el Wanda Metropolitano, ni José Luis Gayà, que aún no se ha recuperado de sus problemas musculares.

Pero la gran ausencia para el equipo de Celades es la de Rodrigo Moreno. Tras probarse este martes, se confirmó que no va a estar disponible, como tampoco lo estarán Gonçalo Guedes Cristiano Piccini. Son ausencias que restarán virtudes como la apertura de juego, la capacidad de asedio a la defensa y sobre todo el gol. Será labor de Gameiro, Maxi Gómez o Cheryshev elaborar y convertir ocasiones ante un equipo que sólo ha encajado dos goles en los últimos cuatro partidos.

El Lille no sabe lo que es ganar en el estadio Pierre Mouroy desde hace diez partidos en competición europea. De hecho, hay que remontarse a agosto de 2012 para ver su última celebración en casa de un encuentro de Champions, cuando ganaron al Copenhaghe por 2-0 en la previa. A ellos sólo les vale una victoria. El conjunto entrenado por Christophe Galtier no tendrá a su jugador con más categoría, el portugués Renato Sanches, ni con una de las estrellas de futuro de más proyección: Timothy Weah. El hijo del mítico exjugador y actual presidente de Liberia George Weah no podrá aportar sus goles.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento